¿Cómo enseñarles a nuestros hijos a ser resilientes?

resil

Hay un término que cada día esta más en la boca de la gente y se hace más y más popular. La resilencia es “la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas y ser transformado positivamente por ellas” (Edith Grotberg). Formar niños resilientes es una tarea de suma importancia para los padres y educadores hoy.

Hay varios factores protectores que estimulan la resilencia, uno de los más importantes es la presencia de un adulto significativo que acepte al niño en forma incondicional. Una relación de amor estrecha e incondicional es uno de los factores más influyentes en la vida de los más pequeñitos.

Los pilares de la resilencia son variados, pero algunos de los más importantes son tener una autoestima, introspección, independencia, capacidad de relacionarse, iniciativa, humor, creatividad, moralidad y capacidad de pensamiento crítico. La presencia de al menos un adulto significativo en la vida del niño puede influenciar todos estos factores de manera positiva.

La resilencia no sólo sale a la luz en situaciones extremas como una enfermedad catastrófica, desgracias familiares o algún desastre natural, los niños pueden tener actitudes de resilencia en el día a día. Y día a día podemos crear instancias para ensenarles y potenciar esta actitud.

El estimulo de la resilencia en los más pequeños se puede generar de muchas formas concretas y a través del juego. Ésta es la forma en que los niños aprenden y entienden la realidad del mundo que los rodea. Es importante crear instancias en el juego para estimular estos pilares de resilencia, por ejemplo, diciéndole al niño que si puede subir ese árbol que parece tan difícil, o qué bonito le quedó el castillo de arena, qué bien salta la cuerda, etc. Incitar a la autonomía y las relaciones con otros niños, alentarlos cuando estén en una situación complicada, apoyarlos cuando sea necesaria sin hacer el trabajo por ellos.

Algunas maneras concretas de promover la resilencia:

  • Felicitarlos por sus progresos.
  • Incitarlos a que realicen actividades y experimenten con la menor ayuda posible.
  • Ayudarlos a reconocer y entender sus emociones, y a ponerle nombre a lo que sienten cuando el lenguaje se los permita.
  • Prepararlos con cuentos e historias sobre situaciones difíciles.
  • Saber calamar a los niños en situaciones estresantes con una voz tranquila, abrazarlos y respirar profundo.
  • Ser ejemplo de conductas adecuadas en situaciones difíciles.
  • Estimular la empatía, que sepan cómo se siente estar en los zapatos del otro.
  • Enseñarles sobre sus responsabilidades y las consecuencias de sus actos.

Criar niños y futuros adultos que puedan sacar lo bueno de una mala situación, salir fortalecidos del dolor y afrontar la vida con una visión positiva es una de los mejores regalos que podemos darles a nuestros hijos. Creo que en el camino aprendemos de nosotros mismos y nuestra propia resilencia se hace más fuerte.

Foto: El Amaule

Prev El circo de los ¿por qué?: próximamente en su pantalla
Next Ganadores de Cantando aprendo a hablar

4 Comments

  1. Gracias Pilar,

    Queremos ayudar a todos los papas y mamas,tambien abuelitos y tias a formar a los adultos de manana, que sean independientes y capaces de salir adelante de las situaciones dificiles que a todos nos suceden.

    Son simples estrategias que podemos usar para estimular la resilencia en los peques.

    Buena suerte y gracias por tus comentarios!

    Reply
  2. Soy madre de unos mellisos de dos años encantadores, pero muy distintos el uno con el otro, me llenan de felicidad y lo que mas me preocupa que ellos sean felices y buenos personas, y este articulo me encanto y espero que sigan publicando cosas que nos vayan ayudando hacerlo cada dia mejor
    muchas gracias

    Reply
  3. Que buena información…siempre es bueno continuar ampliando las fuentes…ya había echo una exposición de este tema…que bello sería que a los docentes se les capacitara con algúna charla…que les demuestre la relevancia del tema.

    Saludos

    Buena ravista y página
    sigan así
    Atte, Fran

    Reply

Leave a Comment