10 cosas que nadie me dijo sobre tener una hija.

10 cosas que nadie me dijo sobre tener una hija.

La mayoría de las personas te miran con cara de adivinos salvajes cuando se enteran de que serás papá. Un volumen no menor de pronósticos sobre como será ser padre y que sentiré. Aquí van algunos puntos que NADIE me dijo para prepararme para ser papá de una niña.

1- Nadie me dijo que tan pronto prestaría atención a los niños. Como muchos de nosotros, más o menos creí en la antropología social que ve a los chicos como a los agresores y las niñas románticas como, en el mejor, generosamente tolerantes de sus actividades. Todo esto cambió una noche en el gimnasio cuando Mary Grace tiró de mi brazo y seriamente pronunció: “Papá, ¿ves a ese chico de ahí? Me gusta ese chico! “.

Mientras tomamos nuestros batidos en la cafetería del gimnasio, continuamente se dio la vuelta para ver dónde estaba y lo observó con atención. En un momento dado, incluso se acercó a la mesa. Su nombre era Harrison, y a su favor era amable, alegre y hablaba bien. Él la trató amablemente y con gran respeto. El único inconveniente de su primer amor fue que él era un chico alto  de 19 años de edad con un look de surfista y el físico de un jugador de football americano. Harrison era el trabajador de la cafetería. Y ella tenía tres años. En serio.

2- Nadie me dijo cuanto disfrutaría de los manicures, jugar al tecito, exploraciones en el closet a medio día, bailes improvisados, cajas de lápices color pastel y todo lo rosado.

3-  Nunca nadie me dijo que todos mis intentos anteriores para comprender la anatomía femenina sería completamente revolucionado por un solo pañal sucio. La fuerza resultante de descubrir la vagina de una pequeña bebé sucia con caca es asombrosa. Literalmente me he parado en frente de mi hija con una toallita de bebé en una mano y una lupa en la otra para extirpar quirúrgicamente las manchas de heces de su hoo-hoo.

4- Nadie me dijo que tener una hija iba a convertirme automáticamente en un feminista.

5- Nunca nadie me dijo lo que te espera en la otra cara de toda esa ternura. Es muy común que los papás de hijas escuchen el chiste, “Oh, tú piensas que sabes qué es el amor, pero ¡prepárate! Nunca has sentido nada como esto “. Y, en parte, tienen razón. La “niña de papá” con su padre envuelto alrededor de su dedo meñique está bien documentada. Lo que es menos discutido es la inmensa rabia en el otro lado de la moneda. Hay una ferocidad indescriptible, cinética que se te mete en los huesos. Puedo recordar caminar a través de una feria llena con el bebé en el cochecito con los nudillos blancos, no pudiendo disfrutar del momento debido a las visiones de la violencia que estaba preparado para impartir a cualquier miembro de la multitud que se quisiera colar en la fila. Es una cosa compleja para el corazón de un hombre que, estar dispuesto  a dar la vidas por esta pequeñita y tomar una al mismo tiempo. Quizás hay una lección que aprender ahí.

6- Nunca nadie me dijo que la canción “Besos de la mariposa” (Butterfly Kisses) es la mejor canción  jamás escrita. No importa qué tan ñoña, empalagosa, o artificiosa creíste que fuera, una vez que tienes una hija ella ejerce un poder emocional misterioso y violento sobre ti que es irresistible. El verano pasado, en la boda de mi amigo, yo y algunos de los otros padrinos pasamos la primera mitad de la canción riendo y burlándonos … y luego me pasé la segunda mitad de la canción bailando con mi hija. Repite conmigo: “Yo soy la perra de Bob Carlisle”.

7- Nadie me dijo la extraordinaria importancia del color rosado. La ultima navidad mi hija le pidió al Viejito Pascuero un “cachorro de niñita”. Cuando le pregunte de qué color, ella sin vacilar dice “¡ROSADO!”.

8- Nadie me dijo, ok, quizás mi mujer si me había mencionado esto, pero nunca lo creo: Muchas niñitas comienzan a planear su matrimonio desde los 3 años. personalmente, culpo a Disney. Todo lo que este hecho de género blanco en nuestra casa sirve para jugar como si fuera un vestido de novia. Ella actúa la escena en detalle. Al comienzo era sorprendentemente tierno, porque se quería casar conmigo, pero recientemente un compañero del jardín tomo mi lugar como novio. Ella dice que es porque es “chistoso y lindo”.

9- Nadie me dijo  lo irracionalmente aplastado y destruido estar la primera vez que mi niñita me dijo que quería casarse con el niño del jardín, si, “chistoso y lindo”.

10- Nadie me dijo cuanto más me podría enamorar de mi mujer. Tener una versión mini de mi mujer en la casa no me ayudo a re-contextualizar que es ella para mí. Muchas de las idiosincrasias y disposiciones que me han llevado a la frustración en estos años se vuelven a transformar en mi hija, permitiéndome ver una nueva perspectiva con compasión sobre su forma de ser que antes habían sido tan extrañas para mí.

para darles un ejemplo: Nunca antes había entendido la gran decepción de mi mujer cuando sus planes no funcionaba. Incluso en los compromisos más mundanos, se alteraba y su ánimo de veía afectado. Una vez la vi tener una crisis mientras esperaba en la fila de la cafetería mientras le daban el ultimo pedazo de su carne favorita a la persona que estaba en frente de ella. Alarmante, pero nuestra hija es igual. Ya que ella es inocente me he visto forzado a computar sus emociones con un cálculo más generoso. Hoy miro para atrás y deseo poder volver y haber amado a mi mujer exactamente como es todos los días. Ella se lo merece.

Traducido desde http://www.scarymommy.com/things-no-one-ever-told-me-about-having-a-daughter/

Prev Panoramas de fin de semana (28 al 31 de agosto)
Next Locos por las nueces

1 Comment

Leave a Comment

Click here to cancel reply.