10 Tips para Decirle “Adiós” a los Pañales

10 Tips para Decirle “Adiós” a los Pañales

¿Tu regalón está listo para dejar atrás los pañales? ¡Qué bueno! Esta fase marca un hito en el desarrollo de tu niño. Eso sí, la transición no siempre es fácil, y cada niño tiene su propio ritmo. Aquí te presentamos algunos tips para facilitar este proceso.

1)         Espera a que tu hijo o hija esté listo. El uso del baño no debe ser necesariamente a tal o cual edad—se trata de un proceso. Empieza de manera lenta, y trata de generar interés dejando que tu hija te vea usando el baño o dejándola elegir calzones con su personaje favorito.

2)         Observa si hay señales que te digan que está lista: que muestre interés por el baño, avise cuando tenga ganas, permanezca varias horas seca, o quiera ser cambiada rápidamente después de ensuciarse.

3)      Cada niño es distinto. No lo presiones demasiado, pues podrás atrasar el proceso. Si empiezas el proceso antes de que esté preparado, puede perder interés rápidamente y no se volverá a interesar por mucho tiempo.

4)         Los premios son tus amigos. Para algunos niños los abrazos, besos, felicitaciones y aplausos pueden ser suficientes, pero otros niños necesitan un incentivo extra. Dale un chocolate cada vez que logre usar el baño, crea un gráfico en el cual puede ir pegando stickers cada vez que entre, o prométele que si lo hace, podrán ver la película de su elección. Sólo tu conoces lo que convencerá a tu pequeño.

5)         El día vs. la noche. Tu hija puede ser una maestra del control mientras está despierta, pero no pasa una noche sin mojar la cama. Esto es natural. El controlarse mientras duerme puede tardar un poco más, y se recomienda tomar precauciones adicionales en estas horas.

6)         Un cambio a la vez. No traten de dejar los pañales si ya hay algún cambio grande ocurriendo en su vida: tener un hermanito, cambiarse de casa o cambiar de jardín ya le causa suficiente estrés a tu hijo, y tratar de entrenarlo en esta época será inútil.

7)      El terrible “número dos”. Para muchos niños, es mucho más fácil aprender a hacer pipi en el baño que hacer caca. Puede ser que es más difícil darse cuenta cuando tienen ganas, o que les dé un poco de miedo. Pero también puede haber un problema de fondo, como la constipación, que hace que el proceso sea doloroso. Si sospechas que hay un problema, consulta con tu pediatra.

8)      Los baños de extraños. Algunos niños pueden tener problemas con ir al baño lejos de casa. Puede ser que los inodoros hagan otro ruido, o que estén más alto de lo que tu hijo está acostumbrado. Una buena idea es que cada vez que vayan a un lugar público, lo familiarices inmediatamente con el baño, permitiéndole tirar la cadena. ¡No esperes hasta el momento crítico!

9)         Los accidentes ocurren. Recuerda, se trata de un proceso. Te sugerimos ser precavido durante un tiempo. Lleva a tu hijo al baño cada par de horas. Pronto, él estará yendo sin necesidad de que tú se lo pidas.

10) No te preocupes, ¡lo logrará! Si este proceso está tomando más de lo debido, no te preocupes. Cada niño tiene su ritmo y pronto lograrán hacerlo. Eso sí, si crees que puede haber un problema de incontinencia de fondo, consúltalo con tu médico.

Prev ¡Colores de miedo! [Review de Apps]
Next MSD lanza nueva opción anticonceptiva más natural

2 Comments

  1. Yo justo estoy pasando por esta etapa, tratando de sacarle los pañales a mi hijo…
    Sus consejos me sirvieron mucho, les agradezco su ayuda, utilizaré los tips que me dieron, saludos!

    Reply

Leave a Comment