Hipoglucemia en el recién nacido: 8 preguntas que debes saber!

Hipoglucemia en el recién nacido: 8 preguntas que debes saber!

 

Aproximadamente dos de cada 1.000 recién nacidos tienen hipoglucemia. Por eso en esta ocasión formulamos 8 preguntas respondidas que te ayudarán a aclarar tus dudas sobre esta peligrosa enfermedad:

1.- ¿Qué es la hipoglucemia en el recién nacido?

La hipoglucemia es una condición en la cual la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre es menor que lo normal.

2.- ¿A quiénes afecta la hipoglucemia en el recién nacido?

  • Los bebés de madres diabéticas pueden desarrollar hipoglucemia después del parto, cuando la fuente de glucosa (la sangre de la madre) se acaba y la producción de insulina del bebé metaboliza la glucosa existente.
  • Los bebés pequeños para su edad gestacional o de crecimiento limitado pueden tener una reserva insuficiente de glucógeno (azúcar almacenada en el hígado).
  • Los bebés prematuros, especialmente aquellos con bajo peso al nacer, que frecuentemente tienen una reserva limitada de glucógeno  o una función inmadura del hígado.

3.- ¿Cuáles son las causas de la hipoglucemia en el recién nacido?

  • Nutrición maternal inadecuada en el embarazo.
  • Exceso de insulina producida en un bebé de madre diabética.
  • Enfermedad hemolítica severa del recién nacido (incompatibilidad entre los grupos sanguíneos de la madre y el bebé).
  • Defectos de nacimiento y enfermedades metabólicas congénitas.
  • Asfixia en el nacimiento.
  • Estrés por el frío (condiciones de frío intenso).
  • Enfermedad del hígado.
4.- ¿Por qué es un problema la hipoglucemia en el recién nacido?

 

El cerebro depende de la glucosa de la sangre, que es su principal fuente de energía. Las escasez de glucosa puede afectar la capacidad de funcionamiento del cerebro. La hipoglucemia severa o prolongada puede dar como resultado convulsiones y serias lesiones cerebrales.
5.- ¿Cuáles son los síntomas de la hipoglucemia en el recién nacido?Los síntomas de la hipoglucemia pueden no ser evidentes en los recién nacidos. Sin embargo, cada bebé puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas más comunes son:

  • Inquietud.
  • Cianosis (color azulado de la piel).
  • Apnea (suspensión de la respiración).
  • Hipotermia (temperatura corporal baja).
  • Tono corporal deficiente.
  • Mala alimentación.
  • Letargo.
  • Convulsiones.

Los síntomas de la hipoglucemia pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre es mejor consultar a tu pediatra para el diagnóstico.

6.- ¿Cómo se diagnostica la hipoglucemia en el recién nacido?

Con un simple análisis de sangre para evaluar los niveles de glucosa. La sangre puede extraerse con una punción en el talón, con una aguja en el brazo del bebé, o a través de un catéter umbilical (tubo que se coloca en el cordón umbilical del bebé).

7.-  ¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento específico para la hipoglucemia será determinado por el médico de su hijo basándose en la edad gestacional, su estado general de salud, su historia médica, qué tan avanzada está la enfermedad, su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias, y por último a sus expectativas, opinión o preferencia.

El tratamiento incluye suministrarle al bebé una fuente de glucosa de efecto rápido. Lo que puede ser tan simple como darle una mezcla de glucosa y agua o fórmula (leche artificial para lactantes) como primer alimento. En otros casos, puede ser necesario el suministro de glucosa por vía intravenosa. Los niveles de glucosa en la sangre del bebé se vigilan constantemente después del tratamiento para controlar si la hipoglucemia vuelve a aparecer.

8.-  ¿Cómo prevengo la hipoglucemia en el recién nacido?

No existe ninguna forma de prevenir la hipoglucemia; sólo deben observarse cuidadosamente los síntomas y tratarla tan pronto como sea posible. Las madres diabéticas con niveles de glucosa en la sangre en estricto control pueden ayudar a disminuir la cantidad de glucosa que pasa al feto.

 

Fuente: Comer Children’s Hospital

 

Revisa también:

La diabetes gestacional

Síndrome del Ovario Poliquístico

 Embarazo e hipertensión: A cuidarse pero no angustiarse

Prev Actividades para que tus niños sean más sociables
Next Progeria: Niños viejos

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment