Adenoiditis: otra enfermedad que afecta a nuestros hijos

Adenoiditis: otra enfermedad que afecta a nuestros hijos

Ya hemos hablado de la amigdalitis, una de las enfermedades de la temporada otoño-invierno (aunque no exclusiva de este período del año) que afecta a nuestros hijos y a la familia en general.

Otra estructura que se puede ver afectado por un cuadro infeccioso, como pasa con las amígdalas, son las adenoides, tipo de tejido linfático ubicadas en la pared posterior de la nariz.  También actúan como defensa a la entrada de organismos patógenos como virus y bacterias.

Destacamos este hecho porque el 90% de las infecciones que ingresan al organismo lo hacen por vía oral o nasal por lo que, tanto amígdalas como adenoides, al intentar detener el ingreso de virus y bacterias, crecen y multiplican sus  células, provocando otro cuadro conocido como Adenoiditis.

Al igual que con la amigdalitis, la adenoiditis es una infección que se presenta con fiebre, malestar general, dolor de garganta, de oído, Halitosis –mal aliento- y moco nasal. Cuando la Amigdalitis o Adenoiditis se complica, puede producir enfermedades supurativas (absceso) o con infecciones sistémicas (sepsis).  De acuerdo a algunos especialistas, incluso puede provocar la muerte en casos extremos si no se consulta a tiempo.

TRATAMIENTO

Cuando la Amigdalitis o Adenoiditis se produce por infección bacteriana, el médico recomienda tomar antibióticos. Sin embargo, en casos extremos se decide por una cirugía.

La extracción de las adenoides se debe principalmente a la obstrucción que se genera por efecto de masa, es decir, su tamaño no permite respirar correctamente o porque afecta a las Trompas de Eustaquio y provoca molestias en los oídos.

En tanto, las amígdalas se deben extraer cuando se obstruye la vía aérea. En este caso, es común que el niño presente una apnea obstructiva del sueño o tenga cuadros infecciosos repetitivos al año.  La cirugía que se realiza en estos casos es la misma.  Al extirpar las amígdalas y adenoides se evita que el niño o la niña desarrolle nuevamente una infección. Esto porque la función protectora de estos órganos ya no se cumple, y por eso se recomienda extraerlos.

Prev Conoce el "Mundo Gaturro"
Next Inducir la ovulación para lograr el embarazo

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment