La ansiedad al final del embarazo


Ya casi llega el día, han pasado 9 largos meses y las ultimas semanas puede que sean las más difíciles de todas. La paciencia se hace poca, la ansiedad de finalmente conocer a ese pequeñín que ha creció dentro tuyo es grande, el parto es inminente y comenzara una nueva etapa de tu vida.

Los miedos y ansiedades sobre el parto son completamente normales. ¿Cuánto dura? ¿Me dolerá? ¿Podré tener el parto que he planeado? Son algunas de las preguntas que puedes estar haciéndote. Infórmate sobre los síntomas del comienzo del trabajo de parto, de esta forma no te sentirás poco preparada. Si no has conversado con tu pareja o compañero de parto sobre tus intenciones y deseos para esta experiencia este es el momento.

El peso que tu cuerpo está acumulando no es menor en esta etapa, aproximadamente medio kilo a la semana. Por esta razón te puedes sentir más cansada de lo normal, te puede costar moverte “libremente” y hasta sentirte torpe. Es normal si te pillas guardando platos sucios en los gabinetes, o dejaste las llaves del auto en el refrigerador, se te cae la comida de la boca y andas con todas las poleras sucias. Tus hormonas y el peso extra son los culpables. Trata de ver el lado simpático de la situación.

¡Ríete un poco!

Si no tuviste una rutina de actividad física durante tu embarazo, probablemente no es el momento para iniciar una, sin embargo puedes probar algunas actividades que ayuden a apalear las molestias que sientes, como el dolor de espalda, la hinchazón de los pies, etc. Discute alternativas con tu medico/matrona.

A medida que avanzan los días y tu bebé se va acomodando en tu pelvis para nacer, puedes sentir un alivio en esa presión que sentías en las costillas, pero una presión en la parte baja puede comenzar a molestarte. La presión puede causarte problemas con incontinencia y los ejercicios para fortalecer los músculos de esa área te ayudaran. Ya que tu cuerpo se está preparando para el parto, los ligamentos se vuelven más flexibles para poder expandirse. Esto aumenta la posibilidad de alguna lesión.

Tu instinto, al igual que el de otros mamíferos, te lleva a intentar tener todo en perfecto orden y limpieza antes que llegue tu nuevo bebé. La preparación del nido es de suma importancia, ya que te dará la tranquilidad de que esta todo preparado para recibir al nuevo integrante de la mejor forma, dándote tranquilidad. Si tienes arranques energéticos, y te pones a limpiar todas las superficies de la casa, es normal, pero tómatelo con tranquilidad. Si puedes, pide o contrata a alguien que te ayude, no hay mejor momento para delegar que este. Es difícil (y peligroso) pararse arriba de una silla para alcanzar a limpiar la parte de arriba del refrigerador.

Hablando de refrigerador…mantener tu dieta sana en los últimos días es muy importante. Ingiere alimentos altos en fibra y calcio. Tu bebe esta guardando cada poquito que le das y necesita lo más posible, ¡tú también! Si tienes tiempo y energía cocina para los próximos días comidas que sean fácilmente congeladas. Tendrás comida sana y rica cuando vuelvas de la clínica/hospital.

Durante el último mes tus pies y manos pueden hincharse. Asegúrate de sacarte los anillos antes de que sea muy tarde para evitar que los corten al momento del parto. La hinchazón se debe a la retención de líquido en tu cuerpo, para disminuirla toma mucha agua y come poca sal. Evitar estar parada mucho tiempo parada y descansa con tus pies en alto.

Un repentino aumento de la hinchazón de los pies, manos y cara, dolor de cabeza, nauseas, vómitos y aumento de la presión arterial pueden ser signos de preeclampsia y debes consultar a tu medico de inmediato.

Regalonéate a ti misma. Pasara mucho tiempo antes de que puedas tener un espacio solo para ti. Date el tiempo de estar con tu pareja solos y disfrutar. Es común en algunas mujeres que su deseo sexual disminuya en el último mes, aunque otras se sienten mejor que nunca. Dependiendo de tu experiencia, convérsalo con tu pareja, hay muchas formas de estar en pareja que no tienen que ver con el sexo.

Finalmente. DUERME. Aprovecha de descansar lo más que puedas, tu cuerpo y tu mente estarán agradecidos.

Prev Las primeras 72 horas del bebé
Next Playhouse Disney Channel, estrena teatro de fábulas en agosto

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment