Aprender haciendo: cuando el jugar enseña

Aprender haciendo: cuando el jugar enseña


aprendizaje por la accion

El aprender haciendo sin duda es una de las más importantes formas de educarse, y debe ser también la que menos aplicamos y debemos ponerle énfasis para lograr algunos objetivos según nuestras capacidades y la de nuestros niños. Esta metodología de aprendizaje pone el desarrollo,  y la ejecución de las competencias adquiridas al mismo nivel del conocimiento, conocimiento necesario y fundamental para llegar a la acción.

Al jugar los niños desarrollan habilidades y destrezas físicas, mentales y de personalidad, logran convertirse en niños proactivos. Cuando se involucran haciendo a la vez están construyendo conocimiento, aumentando su campo experimental. Un ejemplo de esto es el manejo que tienen nuestros niños con la tecnología, ellos observan un objeto y lo toman sin temor, aunque con mucha curiosidad, y luego exploran, y saben perfectamente bien cómo usarlo sin ver el manual que también nos entregaría un aprendizaje, pero menos efectivo.arrollo,  y la ejecución de las competencias adquiridas al mismo nivel del conocimiento, conocimiento necesario y fundamental para llegar a la acción.

 

Es importante tener en cuenta que el aprender haciendo debe ir acorde a las capacidades de nuestros pequeños, un niño siempre debe enfrentarse a “desafíos” de aprendizaje de igual o superior complejidad que sus competencias, hay que mantener un equilibrio entre lo que le produce ansiedad por desconocimiento o curiosidad y lo que ya sabe hacer, pero, si se enfrenta a un desafío menor a sus capacidades el fin de esa actividad será el aburrimiento y no es lo que estamos buscando como papás.

 

Este tipo de aprendizaje tiene ventajas que los libros no entregan, la creatividad, el trabajo en equipo, el atreverse a emprender nuevos desafíos, niños activos y menos sedentarios, habilidades cognitivas de nivel alto, mejor relación problema – solución, además de todos los beneficios en la manera que ellos podrán relacionarse con las personas y por eso también es importante que en este aprender haciendo nos incluyamos como padres, educadores  y por qué no, también como hermanos mayores.

 

No olviden que este aprendizaje por la acción no es sólo educación, una actividad o la concreción de una tarea, también es crear hábitos, pasar tiempo con nuestros seres queridos y disfrutar en familia al mismo tiempo en el que estamos educando a nuestros niños.

Recuerda visitar nuestra Sección de Educación haciendo click aquí.

Prev Llegó el día: Su primer cumpleaños
Next Juegos de video: Ventajas y desventajas

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment