Ayuda a tu pareja a ser un gran papá

Ayuda a tu pareja a ser un gran papá

Recientemente conocimos la noticia de un nuevo cinturón que permiten a los futuros papás sentir los movimientos de su bebé en el vientre materno, como si se moviera dentro de ellos.

Uno de los papás lloraba de la emoción al poder sentir las patadas de su bebé y es que ellos no pueden experimentar muchas de las maravillas del embarazo. Es algo de la naturaleza que no podemos cambiar, no podemos involucrarlos más en el embarazo, pero sí que podemos y debemos hacerlo durante la crianza.

¿Cómo podemos ayudar a nuestra pareja a ser un gran papá?

Lo primero es dar un paso atrás y dejarles el camino libre para que aprendan a cuidar a su bebé. Al igual que las mamás, los papás aprenden con la experiencia, a través del ensayo y el error, deja que se equivoque. Con el tiempo, ellos aprenden lo que funciona y consiguen tener confianza en sí mismos, al igual que nosotras.

Además de dar un paso atrás, debemos confiar en ellos como padres y evitar; criticar y dirigir. Es importante que usemos nuestra empatía para brindar nuestro apoyo y dejarlos desempeñar libremente su papel.

Para muchas mujeres delegar y dar paso atrás es más fácil de decir que de hacer, pero es importante hacerlo y dejar que él sea el tipo de padre que quiere ser, no el que nosotras queremos que sea. Dale el espacio para ser él mismo y relájate, el bebé estará bien.

La única forma de que podamos compartir las responsabilidades de una mejor forma, es dando a nuestras parejas un voto de confianza y aprender juntos. Partiendo de la base de que ambos somos totalmente capaces de cuidar del bebé.

Es fundamental que los dos sepamos cuidar del bebé por igual. Claro que sólo las madres podemos amamantar, pero se puede equilibrar esta ventaja que tenemos delegando otras responsabilidades del cuidado del bebé. Como dejar que sea él quien se encargue del baño del bebé o de dar un paseo diario.

Los papás no deben esperar permisos, instrucciones o sugerencias para empezar a criar a sus hijos. Al igual que las madres, deben confiar en sus instintos y desde el primer día debemos fomentar que padre e hijo tengan su espacio.

A los bebés les beneficia tener más de un adulto cariñoso que cuide de ellos, así aprenden flexibilidad, confianza y seguridad. Además de un vínculo especial tanto con su mamá como con su papá.

 

Prev Cómo influye el estrés en la preconcepción
Next ¿Miedo a la oscuridad? Aprende a guiar a tu hijo

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment