Bebés con mayor riesgo ante el virus sincicial

Bebés con mayor riesgo ante el virus sincicial

Se estima que el 1% de los niños que nacen cada año en Chile tienen alguna cardiopatía congénita. Entre el 7 y el 14 de febrero se celebra la semana de la concientización sobre estas patologías, que en Chile están cubiertas por GES (Garantías Explícitas en Salud).

En Chile, se estima que alrededor de mil pequeños nacen con alguna cardiopatía congénita y, de ellos, cerca del 10% está en condición más delicada y de extrema vulnerabilidad. No obstante, a pesar de estas cifras, la realidad muestra que existe bastante desconocimiento en torno es este tipo de patología, razón por la cual entre el 7 y el 14 de febrero se desarrolla la semana mundial de la concientización y prevención de las cardiopatías congénitas.

La responsable del área médica del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas de Argentina, Dra. María Eugenia Olivetti, estuvo recientemente de visita en Chile y destacó la especial condición vulnerable de estos niños frente a las infecciones respiratorias. “Un bebé que nace con una cardiopatía congénita tiene entre 4 a 5 veces más probabilidades de contraer el Virus Respiratorio Sincicial si se compara con un bebé que nació sano”, afirmó la especialista.

Según explica la doctora, los niños con cardiopatías congénitas pueden presentar dos condiciones clínicas que los hacen más vulnerables a contraer infecciones en relación a un niño sano: insuficiencia cardíaca y/o una menor concentración de oxígeno en sangre (hipoxemia).

“La situación es muy preocupante. Se trata de menores que deben enfrentar una o varias cirugías en distintos momentos de su vida. Algunos son muy pequeños, por lo que es fundamental que antes, durante y después de las intervenciones se encuentren en las mejores condiciones de salud. Por eso tenemos que tratar de que se enfermen lo menos posible. El corazón y el pulmón trabajan en conjunto y si un pulmón se daña por infección de virus sincicial, que puede generar daños importantes, tiene impacto en la recuperación de la cirugía”, explica la Dra. Olivetti.

La experiencia en la Argentina es positiva en este sentido, ya que desde 2008 existe el Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas, que desde hace un par de años contempla la inmunización de los pequeños con estas condiciones hasta los 2 años de edad. Esto mejora la prevención del contagio de virus sincicial.

En Chile, las cardiopatías congénitas están cubiertas por el Programa GES (Garantías Explícitas en Salud), lo que se traduce en garantías de seguridad de atención en cuanto a tiempo, calidad y cobertura financiera, tanto para pacientes con Fonasa e Isapre. Esto ha favorecido su pronóstico, aunque aún resta garantizar la cobertura de inmunización contra VRS para estos niños. Esta profilaxis sí se garantiza a través de la Ley Ricarte Soto para bebés prematuros que cumplen ciertos criterios de inclusión.

 

Acerca de las cardiopatías congénitas

Las cardiopatías congénitas se desarrollan durante el proceso de gestación del bebé, por eso llevan el nombre de congénitas. Algunas de ellas se descubren antes de nacer, mientras que otras se detectan una vez producido el nacimiento o, incluso, varios años después.

Los síntomas son variados y se pueden manifestar apenas nace el niño o durante los años siguientes. Algunas de las señales de alerta que hay que tomar en consideración son:

  • Frecuencia cardíaca y respiración acelerada.
  • Sudor excesivo.
  • Cansancio y fatiga extrema.
  • Leve tono azulado en la lengua, especialmente cuando el bebé come o llora.
  • Crecimiento y desarrollo más lento que la norma.
Prev 10 Tips para explicarles a tus niños el Día del Amor
Next ¡Al fin! Vamos por el "des-princesamiento" de nuestras niñas

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment