Beneficios de Frutos Secos

Beneficios de Frutos Secos

Los frutos secos tienen diversas propiedades, que sumado a un adecuado consumo logran proporcionarnos una satisfactoria cantidad de hidratos de carbono de absorción lenta, esto significa que éstos no producen un aumento rápido de azúcar ni de insulina en el organismo ni de insulina.

Lo positivo es que favorece la sensación de saciedad. Otro elemento ventajoso es que los frutos secos nos aportan proteínas de alta calidad vegetal, que nos ayuda a la cicatrización de las heridas. Además de aportar fibras que retardan significativamente la absorción de azúcares en el cuerpo, favoreciendo en el control del peso y cuidando de las arterias.

Vitaminas y minerales

Poseen vitamina B y E, magnesio, cobre, zinc, selenio, fitoesteroles, y anti oxidantes, todos ellos intervienen en la disminución del proceso de enve-jecimiento de las células. Debido a su alto contenido calórico, sólo deben ser consumidos en pequeñas porciones diarias, jamás llegar a un exceso. El objetivo es saber administrarlos y poder disfrutar de todos sus beneficios y bondades.

Los podemos clasificar en:

Frutos de cáscara dura: almendra, anacardos, avellanas, nueces, pista-chos, pipas de girasol, sésamo, piñones, castañas, semillas de calabaza, etc.

Frutos disecados: pasas, ciruelas, higos, entre otros.

¿Y envasados son igual de saludables?

Cuando se consumen fritos, salados, y por lo general envasados, pierden beneficios.

Muchas veces las personas desconocen la grasa utilizada en la fritura, ya que en ocasiones las etiquetas no presentan toda la información nutricional. Además de fritos, también se pueden consumir tostados o salados. El inconveniente que presentan los frutos secos que han sido tostados es que parte de la vitamina B y E se destruyen durante el proceso.

En el caso de los frutos secos salados hay que tener en cuenta que su consumo ha de moderarse si se siguen dietas controladas en sodio (hipertensión o retención de líquidos, entre otros).

 

Prev Embarazo e hipertensión: a cuidarse, pero no angustiarse
Next Cuentos en inglés: para que tu hijo aprenda otro idioma

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment