Beneficios y contraindicaciones de diferentes tipos de parto

Beneficios y contraindicaciones de diferentes tipos de parto

PartoCada vez es más común que la madre elija el tipo de parto que desea tener. Hoy en Revista Carrusel, te mostramos los beneficios y contraindicaciones de los diferentes tipos de partos que existen.

  

 

  • Parto humanizado: se basa en el concepto en que el parto debe ser lo más relajado posible. De a poco ha tomado popularidad en las madres. Aquí se ambienta la sala con música suave y una bañera para el bebé. No se corta el cordón umbilical luego del nacimiento.

Beneficio: Se respeta el interés por la persona y la calidad emocional y social que está por detrás del evento del nacimiento.

Contraindicaciones: placenta previa, sufrimiento fetal, prematuros moderados, pelvianos, preeclampsia y ruptura prematura de membranas con signos de infección.

 

  • Parto normal con anestesia: El bebé sale a través de la vagina luego de varias contracciones rítmicas. A diferencia del parto humanizado, se tratan los dolores de las contracciones con anestesia y medicamentos.

Beneficios: Estarás consciente durante todo el parto. Sentirás las contracciones en forma de presión o tensión muscular, pero no perderás su movilidad. Mejora el suministro de oxígeno al bebé.

Contraindicaciones: No es permitido para mujeres con problemas de coagulación, insuficiencia cardíaca, alteraciones cerebrales e infecciones tanto generales como locales.

 

  • Parto por cesárea: Consiste en una cirugía con anestesia local, donde se realiza una incisión en la pared abdominal y en el útero para extraer al bebé.

Beneficio: Este parto tiene un menor número de complicaciones por lo general, como el sufrimiento fetal. El bebé que nace por cesárea suele nacer rosado en lugar del azul cianótico de la asfixia. Los efectos de la epidural son instantáneos. Y permiten vivenciar el parto por cesárea despierta.

Contraindicaciones: Obesidad, tabaquismo, deficiencias nutricionales, alteraciones en la placenta, alcoholismo, enfermedades crónicas que afecten al corazón o a los pulmones, abuso de drogas o fármacos como corticoides, antihipertensivos, diuréticos o insulina.

 

  • Parto vertical: la embarazada debe encontrarse en una posición que mantenga la espalda en forma vertical: puede ser de pie, en cuclillas, de rodillas, sentada o semi-sentada.

Beneficios: Menor duración del trabajo de parto, reducción en nacimientos instrumentados, reducción de episiotomías, reducción de reportes de dolor severo y menor anormalidad en patrones de frecuencia cardiaca fetal

Contraindicaciones: no se recomienda en caso de pre eclampsia, pelvis estrecha, placenta previa o si el bebé es demasiado grande.

 

  • Parto en el agua: La embarazada realiza el trabajo de parto en una bañera con agua a una temperatura igual a la de su cuerpo, que permite la relajación entre las contracciones. Una vez que el bebé nace, es inmediatamente sacado del agua y colocado en los brazos de su madre.

Beneficios: disminuye el riesgo de cesárea, no hay corte en la mujer para que el bebé salga, los bebés y mamás están tranquilos y los niños son menos irritables, enfermizos o histéricos.

Contraindicaciones: si la madre tiene herpes, si tu bebé está de nalgas, si tiene un embarazo múltiple, si es prematuro.

 

Y tú, ¿qué parto prefieres?

Prev ¿Qué es la Episiotomía? Ventajas y riesgos
Next Anestesia en el parto

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment