El bolso para el gran día

El bolso para el gran día

Ya se acerca el día que al fin podrás ver la carita de tu bebé, tocarlo, abrazarlo y tener probablemente uno de los momentos más increíbles de tu vida, algo que muchas mujeres describen como amor a primera vista y una sensación de enamoramiento de su hij@ de forma instantánea. Desde ese momento tu vida cambia por completo.

La llegada a la clínica u hospital es un momento con bastante ansiedad, por lo que te recomendamos hacer el bolso con anticipación, ya que las últimas semanas pasan muy rápido y no debes sumarte estrés a esa altura.  

Te ayudamos con una lista de lo que la clínica pide y lo que algunas mamás recomiendan y no aparece en la lista de la clínica: 

Para la mamá:

Documentos: Tarjeta de la isapre o Fonasa, documentos de identificación, últimos resultados de exámenes médicos y los formularios que puedas tener para tu ingreso al hospital/clínica.

Sostén para amamantar: Te ayudaran a amamantar a tu bebé más fácilmente. Puede que tengas las mamas hinchadas y adoloridas, por lo cual mantenerlos firmes te ayudara, también son útiles al mantener las almohaditas en su lugar.

Sostén deportivo: Muchas mujeres se sienten cómodas durante su trabajo de parto usando esta prenda, ya que les permite movilidad sin sentirse tan expuestas.

Crema cicatrizante para tus pezones: Es posible que sientas dolor en tus pezones las primeras veces que amamantes, y una buena crema es recomendable.

Prendas de vestir para el post parto: Una bata, zapatillas de levantar, camisones de algodón abierto por delante (te facilitara el amamantamiento y las revisiones de tu doctor y enfermeras), varios calzones cómodos y que mantengan firmes los apósitos que deberás usar post parto, calcetines “regalones” ya que durante el trabajo de parto es posible que sientas frio en los pies,  ropa cómoda y holgada para la vuelta a casa.

Artículos de aseo: No todos los establecimientos tendrán esto disponible para ti. No olvides tu cepillo  y  pasta de dientes, cepillo de pelo, jabón, shampoo y acondicionador, crema de cuerpo, cara y manos, maquillaje (vas a tener muchas visitas y fotos) y secador de pelo.

Apósitos/toallas higiénicas: Muchas veces te los darán en la clínica, sin embargo muchas mujeres prefieren llevar los que a ellas les gustan y se sienten más cómodas. Recuerda que deben ser diseñados para un flujo alto.

Lentes: Si usas anteojos y lentes de contacto, vas a necesitarlos y lo más seguro es que no quieras lidiar con los contactos en ese momento.

Revistas y libros: Es probable que no tengas mucho tiempo libre, pero puedes tener momentos donde te hará bien leer. Pueden ser libros sobre lactancia o bebes, de esa forma aprovechas bien el tiempo. Si no, algo entretenido y simple te hará despejarte un poco de tanta ansiedad.

Mentitas y caramelos: Es posible que durante en trabajo de parto sientas nauseas o la boca seca. Te sentirás bien al poder refrescar tu boca.

Pinches y collets: Si tienes el pelo largo querrás mantener tu cara despejada.

Carpeta: Tendrás un montón de papeles que llevarte a casa, al igual que muchas tarjetas de felicitaciones. Sera más fácil si tienes un lugar donde ponerlos.

Algo que te ayude a relajarte: Tu almohada regalona, música, películas, un cuaderno donde escribir como te sientes (muchas mamás quieren hacerlo y se encuentran con que no tienen lo necesario).

Para el bebé:

Silla para el auto: Tu bebé se verá muy chiquitito, pero aunque pienses que estará más seguro en tus brazos, no es así.  Una silla (generalmente los llamados huevitos) es el lugar más seguro para el regreso a casa.

Almohadita para silla de auto: Tu bebé no puede sostener su cabeza, por lo cual le servirá un apoyo extra.

Mudas completas: piluchos manga corta para verano, calcetines de algodón, camisetas, pantys, ositos mitones y gorritos  (los bebes pierden gran parte de su calor a través de la cabeza). Piensa en llevar por lo menos 5 mudas con todo incluido. No olvides que si nace en verano debes llevarle ropa ligera, de algodón y no sobre abrigarlo. De todas maneras es recomendable llevar mudas manga larga y pantys porque dependerá de la temperatura del bebé, habitación, etc. 

Artículos de aseo: pañales de recién nacido, toallitas húmedas, cepillo de cerdas suaves (es posible que tenga restos de piel sequita en su cabeza), aceite para la piel del bebe, cotonitos.

Tutos o pañales de género: Estos te servirán cuando le “saques los chanchitos”, ya que puede escupir un poco (algo totalmente normal) y también para que cuando lo tomen las vistas no lo pongan en contacto con ropa sucia. Recuerda que tiene muy poquitas defensas. También puedes usarlos cuando quieras amamantar y tengas visitas si te sientes incomoda.

Para tu acompañante:

Ropa de cambio: Si tiene la posibilidad de dormir contigo, va a necesitar ropa cómoda y artículos de aseo.

Prev 10 aplicaciones entretenidas y novedosas
Next Beneficios y costos de un parto

4 Comments

  1. Un dato muy util son las AMAPOLAS, te ayudan a mantener tu sostén seco, sin mal olor y además te ayudan a mantener el pesón protegido y bien formado :) Si tienes mucha leche los absorventes no son suficientes pero las amapolas si, las puedes vaciar y lavar.

    Reply

Leave a Comment