Buen trato, una mirada hacia el pasado (Parte II)

Buen trato, una mirada hacia el pasado (Parte II)

“Cuanto más retrocedemos en la historia más bajo es el nivel de la atención al niño y más probablemente niños asesinados, abandonados, golpeados, aterrorizados y víctimas de abusos sexuales”

Lloyd De Mause. Historia de la infancia. Alianza. Madrid, 1991

Recientemente celebramos “el día del niño y de la niña” pero ¿conocemos realmente el trasfondo de esta celebración?, para responder esta pregunta debemos hacer un recorrido a través de los siglos donde podremos conocer como ha sido la “historia de la infancia”, en esta encontramos pasajes realmente escalofriantes, dignos de la mejor película de terror, pero afortunadamente la humanidad ya ha comenzado a revertir y tomar conciencia  de este tipo de prácticas. Las investigaciones en torno al trato otorgado en la infancia a través de los siglos recaen en unos pocos investigadores, pero de estas se ha podido establecer que las agresiones hacia los niños y niñas han existido a lo largo de la historia humanidad.

En una investigación en torno a tumbas que datan de la prehistoria, se pudo establecer que escasamente se encontraron cuerpos de niños (as), por lo que se infiere que simplemente eran abandonados a sus suerte, en la antigüedad encontramos evidencias del maltrato en el mismo Aristóteles, quién dice: “un hijo o un esclavo son propiedad y nada de lo que se hace con la propiedad es injusto”, al ser considerados objetos de pertenencia estaba permitido venderlos, regalarlos o abandonarlos. En las escuelas sumerias (5 mil años atrás aprox.) existía “el hombre del látigo”, quién castigaba a los pequeños. En la mayoría de las culturas de la antigüedad el infanticidio era normal y muy frecuente, esta práctica se mantuvo a lo largo de los siglos. Entre los siglos IV y XIII era común abandonar a los niños (as) no deseados, al parecer eran métodos normales de “planificación familiar”. En este contexto, si los niños (as) lograban sobrevivir pasaban a ser adultos (pasados los 7 años de edad) y por ende parte de la fuerza laboral y de todos los ámbitos de la cotidianeidad. En occidente predomino la indiferencia hacia los niños (as) hasta la Edad Media. Los primeros atisbos de consideración hacia estos, ocurrieron en el siglo XII donde surgieron los primeros manuales de instrucción y las primeras rudimentarias leyes de protección para niños, sin embargo, prevaleció en la gran mayoría de las madres, el rechazo emocional hacia sus hijos (as). En el siglo XVI se empieza a mostrar interés por la infancia y se crean las primeras escuelas. Entre los siglos XVI y XVII imperó una posición moralista que consideraba a los niños como “malos” y pretendía transformarlos en “buenos”, así, en el siglo XVIII se instauró la “pedagogía negra”. Tras este oscuro recorrido llegamos al siglo XX, el cual podemos denominar como “el siglo del niño”, a mediados de este siglo es cuando se les reconoce como sujetos de derechos. Ahora que conocemos un poco más de la historia, podemos responder la pregunta del por qué se celebra el día del niño y de la niña, pues bien, la respuesta es que se debe a la reafirmación de los derechos de los niños (as), fue en 1954 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) recomendó que se instituyera en todos los países el Día Universal del Niño, una fecha exclusivamente consagrada a reafirmar los derechos de los niños, aunque cada país lo celebra en fechas diferentes según como lo estime conveniente. El 20 de noviembre de 1959 fue cuando se aprobó la Declaración de los Derechos de los niños, en 1989, esa misma asamblea adoptó la convención sobre los derechos del niño. A pesar de la evolución que se ha conseguido experimentar a lo largo de la historia, debemos continuar reflexionando en torno a las prácticas que generan maltrato, especialmente en niños y niñas que necesitan de nuestro amor y protección. Han pasado más de 50 años desde que se les reconoce como sujetos de derechos y aún así no hemos logrado erradicar la “cultura adultista”, en donde se pone al adulto en el centro y sirve como parámetro para lo que se considera “está bien”, desde este concepto ser adulto es mejor que ser niño (a). Pero sobre este tema, nos adentraremos en el próximo artículo.

                                                                           

Prev Panoramas de fin de semana (4 al 7 de septiembre)
Next 7 ideas para promover la cultura sustentable en los niños

About Author

1 Comment

  1. Que interesante conocer la historia de como nuestros niños y niñas sufrieron maltratos tan terribles. Gracias a Dios que todo maltrato esta penalizado. Es posible explicar aún más sobre la “Pedagogía Negra”. Nunca había escuchado de eso. Muy interesante. Grande Natalia.

    Reply

Leave a Comment