La enfermedad celiaca: qué es, síntomas, prevención y tratamiento

por Carolina Pye
nutricionista

enfermedadceliaca

En Chile 1 de cada 2000 habitantes sufre de enfermedad celiaca siendo probable que conozcamos a alguien que la padezca. Es por esto, que consideramos importante dar a conocer las características de esta enfermedad y de esta manera hacer más fácil su manejo.

La enfermedad celiaca es hereditaria y autoinmune, caracterizada por una intolerancia intestinal permanente a una proteína vegetal llamada gliadina que se encuentra presente en algunos cereales. La gliadina también recibe el nombre de gluten, y está presente en cereales tales como el trigo, avena, centeno y cebada y que al ser consumida produce lesiones en la mucosa intestinal generando atrofia de las vellosidades intestinales, impidiendo, por lo mismo, una adecuada absorción de los nutrientes.

Es poco lo que se conoce acerca de esta enfermedad pero se sabe que tiene un componente genético y que su aparición es gatillada por la ingesta de gluten, lo cual puede ocurrir a cualquier edad.

Aunque es común que sea diagnosticada durante la infancia, es cada vez más frecuente su presencia entre los adultos de países desarrollados, teniendo mayor prevalencia en el sexo femenino, en personas de piel blanca y que viven en climas tropicales.

Los síntomas de esta enfermedad dependerán de la edad en que se presente por primera vez. Lo más frecuente es que su aparición ocurra entre los 9 y 18 meses de vida, etapa en que se ve un crecimiento normal del bebé hasta la incorporación de estos cereales en la alimentación. A partir de ese momento, es característico observar un retardo en el crecimiento y/o desarrollo infantil, falta de apetito, palidez, irritabilidad, distensión abdominal, cambio en las deposiciones que se hacen más frecuentes y con mayor presencia de grasa, retardo del desarrollo psicomotor e hipotonía.

A veces, la enfermedad se presenta de manera precoz, lo que puede ocurrir entre los 3 y 8 meses, debido a una introducción temprana de alimentos que contienen gluten. En estos casos los síntomas más frecuentes son: vómitos, distensión abdominal, pérdida aguda de peso, deposiciones líquidas, frecuentes y pálidas, y deshidratación.

Debido a que la aparición de la enfermedad celiaca es muy común en esta etapa de la vida, es que nutricionistas y pediatras son enfáticos en recomendar la incorporación de trigo, centeno, cebada y avena a partir de los 7 meses de vida y de manera gradual, para que la severidad del cuadro, en caso de presentarse, sea menor.

Existe también una presentación tardía de la enfermedad cuando ella se manifiesta entre los 2 y 8 años, y cuyos los síntomas son: talla baja, anemia que no mejora con la suplementación de hierro, raquitismo, trastorno de la conducta, constipación, distensión abdominal y retardo de la pubertad.

¿Tiene tratamiento?

Sí, teniendo presente las siguientes ideas.

Es muy importante mencionar que no se debe iniciar un tratamiento sin una confirmación previa del diagnóstico mediante una biopsia, ya que los síntomas de la enfermedad celiaca suelen ser similares a otras enfermedades como el síndrome de colon irritable o a enfermedades parasitarias.

glutenDebido a que la enfermedad celiaca es una enfermedad que estará presente durante toda la vida, será necesario realizar modificaciones en la alimentación del niño que le permitan llevar una vida normal. Este cambio consiste en adoptar una dieta libre de gluten de por vida, es decir, su alimentación no debe incluir alimentos que contengan trigo, cebada, centeno ni avena, ya que cuando el gluten es eliminado de la alimentación, el intestino delgado comienza a sanar y la salud general del niño mejora. Dependiendo del grado de compromiso y la extensión del daño que tenga la pared del intestino será el tiempo que tardará en remitir la enfermedad.

Generalmente, no se requieren medicamentos para tratar la enfermedad, pero si puede ser necesario consumir suplementos nutricionales en caso de existir alguna deficiencia de nutrientes específicos.

Para adaptarse a una alimentación libre de gluten, es necesario hacer modificaciones en el estilo de vida e inculcarle estos hábitos al niño desde pequeño. Es fundamental aprender a leer las etiquetas de los alimentos envasados, los cuales muchas veces son imprecisas y difíciles de entender. Además, porque es frecuente encontrar ingredientes potencialmente dañinos que pueden contener gluten escondido, rotulados como almidón modificado, malta, condimentos naturales y otros que pueden contener trazas de gluten.

Se le debe enseñar al niño, desde pequeño, cuales son los alimentos que puede y no puede consumir. La siguiente tabla, contiene los grupos de alimentos clasificados según su contenido de gluten.

Alimentos libre de Gluten

Alimentos que pueden contener Gluten

Alimentos que contienen Gluten

Por naturaleza no contienen Gluten Naturalmente libres de gluten pero que pueden incorporarlo en el proceso tecnológico Elaborados a partir de cereales prohibidos para celiacos
-Leche y derivados: quesos, quesos sin sabores, yogurt natural.

– Pescados frescos y congelados sin rebozar

– Carnes frescas y congeladas.

-Huevos

-Verduras

-Frutas

-Arroz, Maíz y sus derivados

-Azúcar y Miel

-Aceites y Mantequillas

-Café en grano

– Vinos

– Sal, vinagre de vino, especias naturales

– Embutidos: mortadela, chorizo, salchichas, etc.

– Quesos fundidos, para untar, para pizzas.

– Carne en conserva, hamburguesas

– Pescado en conserva

– Salsas y condimentos

– Sucedáneos de café, chocolate y cacao.

– Frutos secos tostados o fritos con harina.

– Golosinas

– Helados

– Pan, harinas de trigo, cebada, centeno.

– Queques, pasteles, galletas y tortas.

– Pastas: fideos, tallarines, etc.

– Higos secos.

– Cerveza.

– Productos que contengan harinas o trazas de los cereales mencionados y en cualquiera de sus formas (almidones, sémolas, etc.)

Consejos prácticos

• No exponer a los bebés menores de 7 meses a los cereales potencialmente nocivos.
• Si el niño presenta alguno de los síntomas antes mencionados, pedir la evaluación por un especialista y de esta forma detectar o descartar la enfermedad.

En caso de que tener algún familiar con enfermedad celiaca, conviene tener presente las siguientes prevenciones para la elección, almacenamiento, manipulación y preparación de alimentos que permitirán evitar el desarrollo de cuadros agudos de la enfermedad.

Elección de los alimentos

• Leer las etiquetas y buscar los ingredientes que potencialmente puedan contener gluten.
• No comprar alimentos a granel, artesanales y aquellos que no llevan etiqueta con la información de los ingredientes del producto.
• Elija productos que digan “libre de gluten”.
• Tener precaución con los alimentos importados que pueden tener diferentes criterios acerca del contenido de gluten y su declaración.

Almacenamiento, manipulación y preparación de alimentos

• Sustituir la harina y pan rallado tradicional, por su versión sin gluten. Esto evitará posibles confusiones.
• En lo posible, tener un espacio para el almacenamiento exclusivo de alimentos sin gluten.
• Es recomendable almacenar los productos sin gluten en su envase original, de forma que sus etiquetas sean fácilmente visibles, por lo que una vez que abra el envase.
• Tener a mano la lista de alimentos con y sin contenido de gluten, por si surgen dudas, por ejemplo ubicar la tabla de clasificación de alimentos comentada anteriormente, en la puerta del refrigerador.
• No ocupar utensilios de cocina para preparar platos con y sin gluten al mismo tiempo, evitar de esta manera la contaminación cruzada.
• Evitar freír alimentos sin gluten (ej. Papas fritas) en aceites previamente usados para freír alimentos con gluten (ej. Croquetas)
• Es recomendable hacer las preparaciones de forma natural, es decir, sin ayudas de cocina como son los caldos deshidratados, sopas o alimentos como el puré de papas deshidratado, etc. Amenos que aseguren ser libre de gluten en su etiqueta.

Prev ¿Qué es ser un buen mediador de la lectura?
Next Con una Chingana el Museo de Artes Decorativas y el Museo Histórico Dominico se preparan para este 18

0 Comments

  1. Gracias por el articulo.
    Sin duda, la enfermedad celiaca necesita difusion y reivindicacion.
    Cada dia se conoce un poco mas de esta enfermedad, que necesita de unos protocolos medicos, de leyes celiacas que den cobertura menus sin gluten en colegios, centos de trabajo, etiquetados en alimentos procesados…
    Asociaciones y gobiernos, deben esforzarse por comprometerse con este colectivo.
    muchas grcias
    sonia gluten free

    Reply

Leave a Comment