La cesárea: una intervención mayor

cesarea

La semana pasada todos fuimos testigos de los problemas post cesárea que se experimentaron en el Hospital Félix Bulnes en Santiago.  Seis mujeres tuvieron hemorragias debido a la operación, a las que se les quitó el útero y dos de ellas, murieron. ¿Cuándo conviene hacerse una cesárea? ¿Cuáles son los riesgos? En Revista Carrusel respondemos todas tus dudas.

Las razones del uso de la cesárea son por las complicaciónes que se pueden dar en el parto, como por ejemplo que el bebé esté mal posicionado y no pueda salir. También existe la posibilidad de que la cesárea esté planeada con el médico.

Sin embargo, hoy en día, el miedo de la gente al dolor o por creer que pueden controlar todo, da la estadística de que en la salud privada 1 de 3 cesáreas son innesecarias. La gente las escoge, muchas veces sin tomar en cuenta de los riesgos que esto puede traer.

Algunas razones para realizar una cesárea son:

  • Que la madre ya haya tenido otra operación al útero.
  • Que el bebé sea demasiado grande para la vagina.
  • Que el trabajo de parto sea demasiado lento.
  • Que se presenten problemas con la placenta lo que produce un sangrado excesivo.
  • Que el cordóno umbilical esté mal ubicado.
  • Que la madre tenga alguna infección tipo VIH, la que puede ser contagiada mediante parto vaginal.
  • Si se van a tener mellizos o más.
  • Cuando el bebé presenta síntomas de estrés.

Hasta hace poco una razón común para intervenir a las madres era que el bebé viniera estuviera en posición fetal con las nalgas delante. Los médicos canadienses comprobaron que mcuhas veces, aunque el bebé venga al revés, el parto vaginal es seguro. Pero es una desición que se toma siempre luego de ver una ecografía.

¿Cuáles son los riesgos?

La cesárea está considerada como una operación mayor, lo que puede presentar riesgos tanto en cirugía como en la anestesia.

Los bebés que nacen por cesárea lo hacen entre la semana 34 y 36 de gestación. Ellos son bebés levemente prematuros, lo que puede, en el futuro, traer complicaciones en su desarrollo saludable frente a temas como la respiración, controlar la temperatura y la ictericia, un color amarillo en la piel producto del aumento de la pigmentación de la sangre. Otro riesgo es la anestesia, la que puede afectar al niño provocándole somnolencia o inactividad.

En cuanto a la lactancia, la madre que dé a luz por cesárea tiene muchas menos probabilidades de amamantar. La principal razón, es la incomódidad de la madre por su convalecencia lo que no permite tomar la posición adecuada para amamantar y, además, obliga a pasar mucho menos tiempo con el bebé los primeros días de vida.

Esto no es todo, la madre también está sometida a riesgos durante una cesárea. Puede presentar infecciones en las incisiones, lesiones en la vejiga, sangramiento excesivo, coágulos en las piernas o reacciones no deseadas a los medicamentos. Aunque no sea común, un número pequeño de mujeres muere durante una cesárea, siendo esto más probable en esta intervención que en un parto natural.

Si la madre tuvo una cesárea y quiere quedar embarazada otra vez,  puede tener el problema de la placenta previa, órgano mal ubicado tapando el cuello uterino, o placenta accreta, cuando se fija con demasiada firmeza a la pared del útero.

En conclusión, la cesárea es un procedimiento de emergencia. Se debe utilizar cuando el bebé o la madre presenten problemas médicos para el parto. El miedo al dolor, el rumor de que la cesárea presenta menos riesgos para la madre y el bebé -no son menos los riesgos, son distintos-, han provocado el aumento ilógico de la cesárea en los países desarrollados.

Así que recuerda, antes de tomar una desición evalúalo con tu médico,  y piensa lo que sea mejor para el bebé que viene en camino. El miedo no es una razón suficiente para poner en un riesgo como éste ni al niño ni a la madre.

Los dejamos para terminar, con una animación en 3D de un parto por cesárea.

Fuentes: Terra, Embarazo 10, Bebés y más, Nacer sano

Foto: @Santa Rosa OLD SKOOL

Prev Colonias Urbanas Digitales para niños
Next Padres controladores, hijos fuera de control

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment