Cocina divertido: Cerditos rellenos

Cocina divertido: Cerditos rellenos

Siempre es importante incentivar e incluir a los niños en algunas labores cotidianas que hacemos en la casa. Una de ellas es la cocina, Revista Carrusel buscó diferentes recetas entretenidas para papás e hijos y seleccionamos a los “Cerditos rellenos”.

Aquí te enseñaremos cómo hacerlo para que tú y tu hijo pasen una tarde de cocina ¡muy entretenida!.

Es bueno hacer que los niños cocinen acompañados por sus papás, abuelos, hermanos mayores, tíos, etc, ya que eso les ayudará a que sientan que pueden hacer algo por sí solos y que pueden ayudar a las personas que ellos admiran.

Esta vez cocinaremos unos  graciosos cerditos que podemos rellenar de dulce o de salado, a nuestro gusto y al gusto de los niños.

A continuación los ingredientes para la masa:

  • 300 grs. de harina de fuerza
  • 200 grs. de harina normal
  • 25 grs. de levadura prensada
  • 80 grs. de azúcar
  • 250 ml. de leche templada
  • 60 grs. de mantequilla
  • 1 huevo
  • Un pellizco de sal
  • Un poco de corteza de limón rallada
  • 2 yemas de huevo para pintar y pegar

¿Y el relleno?

Se pueden rellenar de chocolate, de jamón y queso, de palta, de chorizo, mermelada, manjar etc… al gusto.

¿Cómo lo preparamos? 

1. Tamizar la harina en una fuente.

2. Amasar en el centro la levadura desmenuzada con un poco de harina, azúcar y la leche,  dejar fermentar la masa, tapada, durante 15 minutos.

3. Amasar el resto del azúcar, la mantequilla derretida, el huevo, la sal y la ralladura de la corteza de limón. Cuando esté suficientemente amasada, dejar reposar otros 15 minutos. La masa tiene que quedar elástica y despegarse de las manos. Si no es así, añadir un poquito de harina, hasta conseguir el efecto deseado.

4. Extender la masa de forma que tenga unos 4 milímetros de espesor.

5. Tener el relleno preparado.

6 .Tener la bandeja del horno engrasada o poner un papel para horno, así no hace falta engrasar, la masa no se pega.

7. Corta 16 redondeles de 10 centímetros de diámetro (se pueden hacer con vasos).

8. Poner 8 en la bandeja del horno separados entre sí.

9. Poner un poco de relleno en el centro, bien recogido.

10. Poner yema de huevo batido en el borde, para sellar.

11. Poner encima los otros ocho redondeles de masa. Ya tenemos la carita.

12. Recortar 8 redondeles mas pequeños para el morrón. Hacerle los dos agujeros de la nariz: ayudarse con la tapa de un rotulador fino. Pegarlos con yema de huevo.

13. Para las orejitas cortar unos redondeles un poco más pequeños. Coger el redondel, estirarlo un poco y después de pegarlo en la cara, darle la vuelta a la punta con gracia, como se ve en al foto. ¡Ojo! Pegarlas bien con yema de huevo a la cara. En el horno las orejas adquieren vida propia.

14. Pintar la cara de los cerditos con la yema de huevo restante. Dejar reposar 10 minutos.

15. Calentar el horno a 200˚C.

16. Meter los cerditos. ¡Cuidado!. A los 10 minutos la nariz está tostadita: poner un papel de aluminio tapándolos. Así se terminan de hacer sin quemarse. Bajar a 180˚ la temperatura. Dejar unos 15 minutos más, depende del horno, hasta que los vean como en la foto.

17. Sacarlos a una bandeja de rejilla para que se enfríen.

18. Para los ojitos:

  • Relleno dulce: Se puede rellenar una jeringa vacía con chocolate blanco, meterla en el microondas unos segundos y al fundirse hacer el blanco de los ojos. Con el mismo proceso, pero con chocolate negro hacer la pupila. Dejar secar.
  • Relleno salado: Utilizar trocitos de queso para la parte blanca y aceituna negra para la pupila.
Esperamos que a todos les haya resultado esta entretenida receta y les hayan quedado unos hermosos “Cerditos rellenos”.
Si quieres ver más Recetas de Revista Carrusel puedes verlas AQUÍ.
Prev Pediculosis: tips para combatirla
Next ¿Cómo prevenir el edema?

1 Comment

Leave a Comment