La columna de Mamá Terapeuta: la discapacidad en cifras

Por Mamá Terapeuta
www.mamaterapeuta.cl

discapacidad

En el año 2004, el Gobierno de Chile realizó el primer estudio nacional sobre la discapacidad llamado ENDISC Chile. El objetivo de este estudio fue “Conocer la prevalencia de la discapacidad en sus diversos tipos y grados; y la medida en que esta condición afecta a las personas en las distintas dimensiones de su vida.”

En el CENSO de 2002, se hizo un primer intento de medición, pero la definición de discapacidad utilizada para ese instrumento no era la más apropiada y dejó a muchos fuera.

Con la ayuda del Fondo Nacional de la Discapacidad (FONADIS) se consiguió elaborar un instrumento más preciso que permitió saber por primera vez cuantas personas con discapacidad viven en nuestro país y hacer un primer acercamiento a este grupo. El resultado es que en Chile viven 2.068.072 personas con discapacidad, que corresponden a un 12.9% de la población. De este número, la mitad corresponde a adultos entre los 30 y 65 años y un 5.7% a niños entre 0 y 14 años. Esto quiere decir que un 3.2% de los niños de Chile tiene algún grado de discapacidad: 117.453 niños.

Destaca la desproporción con que la discapacidad se presenta en las distintas condiciones socioeconómicas (CSE). Entre los niños de CSE baja, 1 de cada 22 tiene discapacidad y 1 de cada 32 en CSE media, mientras que en CSE alta 1 de cada 82 niños tiene discapacidad.

En cuanto a los tipos de discapacidad, los resultados no se encuentran divididos en los distintos grupos etarios, pero en general un 31.3% tiene discapacidad física, 29.3% sensorial y un 9% intelectual, por nombrar las más conocidas.

No sé qué les parecen a ustedes, pero a mí estas cifras me ponen a pensar… ¿Cómo puede ser posible que si el 13% de la población tiene discapacidad todavía no sepamos nada al respecto? El estudio dice que en un 35% de los hogares de Chile vive al menos una persona con discapacidad, ¿y nosotros todavía no aceptamos que todos somos distintos y que el concepto de ‘normalidad’ aplicado a seres humanos es solo una ilusión? Si 1 de cada 8 personas tiene discapacidad, ¿por qué la integración social aún es una utopía? Más aún, ¿en qué momento se nos ocurrió excluirlos?

Foto: @Rafael_Gómez_Montoya

Prev ¿Qué dicen los candidatos de la educación preescolar?
Next ¡Uñas a la moda!

0 Comments

  1. Sonia es una realidad de Argentina tambien y aunque uno ve o quiere ver una MEJORA social en cuanto a la aceptacion y tareas por ejemplo para una mas facil circulacion en nuestro casos en las sillas de rueda, parece que siempre ES UN PROBLEMA DE OTRO.
    Por otro lado si en numero va en crecimiento y nosotras sabemos que es asi, porque nadie investiga nunca las causas!?

    Besos

    Reply
  2. Es triste realmente que no se tomen las medidas adecuadas, creo que es un mal de nuestros países de latinoaméerica (por no decir la mayoría del mundo)

    Lo que me llama la atención, es porqué la proporción mayor en cse bajas…es casi el cuádruple comparado con la cse alta!!!

    Reply
  3. Aunque aún no leo tu libro,porque recién te esoy conociendo, te admiro,te felicito y te agradezco por lo que das aconocer.Siempre estuve convencida de que el tratamiento de un niño con discapacidad no termina cuando es dado de alta un servicio de rehabilitación.Cuando lea tu libro te enviaré mas comentarios.
    agradecida. Raquel.

    Reply

Leave a Comment