¿Cómo decirle la verdad sobre el viejito?

¿Cómo decirle la verdad sobre el viejito?

Sin duda los padres disfrutan ver a sus hijos con la emoción de la navidad. El Viejito Pascuero es una de las figuras mas queridas de la infancia y cuando los pequeñitos descubren la verdad muchas veces se sienten desilusionados, peor aún cuando se enteran por terceros como hermanos mayores, compañeros de colegio, etc.

Si crees que ya llegó la hora de confesarle la verdad a tu hijo o hija, pero no sabes bien cómo hacerlo, te dejamos una carta que te puede ayudar. Está redactada pensada en los países donde los niños creen en los Reyes Magos, pero aplica perfectamente a la realidad local. Puedes adaptarla como quieras y hacer de este paso un buen recuerdo.

Hola Alex:

Somos los Reyes Magos.

En realidad, lo importante no es que seamos Reyes ni Magos. Lo importante es que somos unas personas que te quieren, que sabes cómo sientes y cómo es tu corazón.

Sabemos tantas cosas de ti como tus padres: que haces el Kumon, que vas a Karate, que tu profesor se llama Victor y hasta sabemos que tienes una peca preciosa en el dedo gordo de tu mano derecha. Sabemos que te esfuerzas en hacer bien las cosas, que intentas no pelearte con tus hermanos (aunque a veces no lo consigas) y que muchas veces ayudas a papá y mamá.

Y sabemos que ya tienes 7 años y medio…. casi 8.

Ha llegado el momento de compartir contigo nuestro SECRETO. Cuando un niño deja de ser niño y se convierte en HOMBRECITO está preparado para guardar nuestro secreto sin decírselo a sus hermanos menores o a otros niños que no lo saben. Pocos saben la GRAN VERDAD… los que son capaces de conocer el MISTERIO DE LOS REYES MAGOS sin decírselo a los demás. Y es el momento de que lo sepas tú.

Nuestro gran secreto es que… nosotros existimos únicamente en el corazón, en el corazón de todos los Papás y Mamás del mundo. La verdad es que no existen los Reyes Magos como personas…. pues no podrían vivir eternamente. Los que ponen tus juguetes por la noche mientras tú duermes son… ¡tus papás! Si, son tus padres.

Y te ponen juguetes porque creen que durante todo el año te has portado superbien, porque creen que eres un buen muchacho, un buen hijo, un buen hermano, un buen amigo, un buen nieto, un buen alumno, un buen katareka, un buen lector, un buen estudiante…en fin, un niño que se merece que sus papás le demuestren lo orgullosos que están de él.

Querido Alex. Tu Papá y tu Mamá son felices porque tú existes, porque tú eres su querido hijo y no otro niño. Tus padres son felices porque disfrutan de ti, de tu manera de ser. Tienes la virtud de hacer felices a todas las personas que te quieren y eso…eso se merece una sorpresa tan grande como la de creer en los Reyes Magos.

Tu hermano Enrique sabe nuestro secreto desde hace muchos años y no lo ha dicho a nadie. De él también estamos muy orgullosos, aunque a veces nos enfademos un poquito. Contamos contigo para que tú tampoco se lo cuentes a tu hermanito Ignasi. Le dejaremos que crea en los Reyes Magos un año más.

Un besito muy fuerte de parte de tu Papá y tu Mamá.

 

Fuente: www.solohijos.com

Prev CONCURSO: Team Hot Wheels
Next VIDEO: Niños que ven al Viejito, pero guardan el secreto

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment