¿Cómo enfrentar el Bullying Preescolar ?

¿Cómo enfrentar el Bullying Preescolar ?

Sylvia Langford, psicóloga clínica y creadora del Método Langford, un modelo estructural sistémico que previene y mejora la convivencia escolar desde el aula de clases, desarrollando la capacidad cognitiva y emocional de los estudiantes a través del entrenamiento, conversó con nosotros y nos explicó cómo los padres y actores de la educación deben reconocer y enfrentar el bullying en las aulas.

La especialista postula que nuestros hijos simplemente son el resultado de lo que hemos hecho o no como padres y que esto se debe a que existen 4 tipos de padres, con características propias que finalmente influyen en el actuar de los hijos.

 Sylvia nos enseña cuál es la relación que se produce:

Padres tiranos: hijos sumisos, abusadores e inseguros.

Padres sobreprotectores: hijos que no tienen las herramientas para crecer ni defenderse.

Padres amigos: hijos desafiantes  y manipuladores que no reconocen la autoridad ni los límites.  Agresivos, angustiados y ansiosos.

Padres guías: hijos tranquilos y armoniosos que reconocen la autoridad y las diferencias. Viven en paz y armonía y no necesitan probar los límites.

Esto sin duda es un factor que influye en la mala convivencia escolar que se genera actualmente en algunas salas de clases e incluso en jardines infantiles, sin embargo ¿cuáles son las causas?

Dentro de los síntomas, la psicóloga explicó que se encuentra el bullying. Este se refiere a todas las formas de actitudes agresivas, intencionadas y repetidas, adoptadas por uno o más estudiantes contra otro u otros.

En conclusión el bullying es un conflicto entre dos, un agresor y una víctima. ¿De dónde surgen el agresor y la víctima?

“Los padres tiranos y sobreprotectores generan hijos víctimas, que no tienen las herramientas para crecer; que sufren los mismos miedos que paralizan a sus padres.  Los padres tiranos y amigos tienen hijos agresores, acostumbrados a conseguir en sus casas todo lo que se proponen, utilizando para ello múltiples estrategias como las pataletas, el llanto y el chantaje. Estas mismas actitudes las repiten y potencian en el colegio,  aprovechando y abusando del poder que han aprendido. Es decir, el bullying es consecuencia directa de la falta o pérdida de autoridad en los hogares, es consecuencia directa de no colocar límites”, contó Sylvia.

Si queremos prevenir el bullying, debemos comenzar por nuestra propia casa y con nuestros propios hijos. Debemos recuperar la autoridad que surge desde el amor profundo y desde la convicción de que solo los padres sabemos qué es lo verdaderamente importante en su desarrollo.

La creadora del Método Langford, postula que cada día, deberíamos respondernos a dos preguntas: ¿Por qué elegimos ser padres? ¿Qué tipo de persona queremos entregar a la sociedad? 

No olvides revisar nuestro Especial de Educación

Además, te recomendamos:

– Edición Impresa Noviembre

– Educación Inclusiva desde la mirada de Fundación Integra

 Hijos hiperactivos: ¿cómo educarlos?

Libro: Cuando tu hijo tiene dificultades de aprendizaje

 

Prev Prevención del bullying escolar
Next [Video]¿Le permitirías esto a tu hija?

2 Comments

  1. excelente tema!!! sobre todo ahora que se hace aun mas comun…y que muchas veces culpan a los niños,sin saber que los padres tienen un rol muy importante y que somos nosotros los culpables de como enseñamos a nuestros hijos sin darnos cuenta que nos estamos equivocando….

    Reply

Leave a Comment