¿Cómo formar apego si no doy pecho?

¿Cómo formar apego si no doy pecho?

 

apego sin lactancia

 

La maternidad consciente esta en la palestra y en la alimentación saludable es un tema para toda mamá, lo que implica una alimentación exclusiva de leche materna desde el nacimiento de tu bebé hasta mínimo los 6 meses de vida.

¿Pero qué pasa cuando por motivo personales, ya sea de salud o por opción no tenemos esa posibilidad? ¿Nuestro hijo será menos inteligente, menos amado o menos inmune frente a la vida? Es ahí donde comienzan los cuestionamientos.

La respuesta es NO y no te desanimes por que si se puede formar un apego sin dar pecho.

Son muchas razones por las que una madre puede concluir no dar el pecho pero muy pocas contraindicaciones verdaderas de la lactancia materna. Todas las madres que optan por una lactancia artificial merecen, al igual que las que dan pecho un máximo respeto y apoyo. Lo primero es entender que la lactancia materna es mucho más que leche. Es contacto, es calor, es piel con piel y cuerpo a cuerpo, son miradas.

Es muy importante entender como funciona un bebé cuando toma el pecho además de la leche recibe un abrazo prolongado, es sostenido en brazos muy cerquita de la cara de su madre, puede oír el corazón y escuchar las conversaciones que tiene su madre, bien con él o ella o con otros adultos. Todo ese contacto piel con piel y esa interacción tan cercana supone un estímulo muy poderoso para el cerebro del bebé.

 

apego

 

Estas son algunas pautas para formar apego con tu bebé, dando mamadera:

Alimentarle a demanda. Nada de cada tres horas, ¿acaso todas las personas sentimos hambre con la misma frecuencia o a la misma hora? Los bebés no son una excepción, cada uno tiene su manera y sus gustos. Ofrécele mamadera cuando de señales de hambre y retíralo cuando de señales de no querer más, nunca le obligues a tomar a la fuerza.

Dárselo siempre en brazos, y favoreciendo el mayor contacto piel con piel posible, especialmente las primeras semanas. Pero sigue siendo igual de importante pasado el año o los dos años, ¡la duración de la lactancia oscila entre dos y siete años! Los bebés no amamantados siguen necesitando ser sostenidos en brazos durante las tomas durante años, por lo que eso conlleva de abrazos y caricias e intimidad.

Cambiar de lado en cada toma o incluso en la misma toma, alternativamente.

Intentar que sea sólo la madre la que de la mamadera, y si esto no es posible intentar que sean sólo dos o tres personas, siempre las mismas, las que se ocupen de su alimentación. Durante los primeros años de vida los bebés pueden vincularse de forma segura a cuatro o cinco personas como máximo, en las primeras semanas de vida están iniciando ese proceso con la madre y como mucho con el padre, abuelos o hermanos.

Aunque no reciba lactancia materna puede usar el pezón para consolarse igualmente y esto es muy poco conocido. Si la madre no lo desea entonces se puede utilizar el chupete, teniendo en cuenta que es un sustituto del pezón que deberíamos darlo siempre en brazos (o se convertirá en un objeto transicional).

Dosis extra de contacto piel con piel, colecho, masajes, porteo, cosquillas y caricias sirven para potenciar en el bebé la liberación de las mismas sustancias beneficiosas que produce la lactancia materna. Esto es especialmente importante para los bebés adoptados.

_ Quitar la mamadera igual que se produce el destete: sin forzar, cuando el niño o niña esté listo.

Prev Frío en la sala de clases: la calefacción también es un derecho
Next Las nuevas reliquias de familia

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment