Cómo manejar la ansiedad por separación

Cómo manejar la ansiedad por separación

Ansiedad por separaciónEntre los 6 y 12 meses de edad los niños comienzan a presentar la llamada ansiedad por separación y que son las  “mañas” del pequeño cuando la mamá o el papá se separan de ellos, rechazando la compañía de otros adultos. Esta situación también se da en los pequeños cuando deben ir al jardín o a la escuela por primera vez.

La “mamitis” o  “papitis”, como solemos llamarla,  es una conducta que corresponde a una etapa de desarrollo normal en la infancia; sin embargo, en algunos pequeños el trastorno de ansiedad por separación puede ser más severo e incluso llegar a interferir en sus actividades cotidianas.

Los síntomas de este trastorno se manifiestan en la angustia y preocupación excesiva por alejarse de sus padres, rechazo a ir al jardín, dormir solos o a quedarse con otros familiares. También pueden llegar a presentar síntomas físicos, tales como dolores de cabeza, de estómago, náuseas y pesadillas.

A continuación te presentamos algunos tips para poder sobrellevar esta situación con tus hijos:

No te vayas sin despedirte. Muchos papás creen que escabullirse sin que el pequeño los vea es la mejor manera de separarse de él. Sin embargo, esto puede ser peor, porque puedes generarle una sensación de abandono. Despídete de él normalmente y no alargues este momento, porque el llanto continuará igual. La idea es que el niño vaya comprendiendo que estar en el jardín o quedarse con alguien más es parte de su nueva rutina.

Debes ser firme. Si bien nos parte el corazón ver a nuestros hijos sufriendo, es fundamental que no te vea flaqueando en esta situación. Los niños pueden reaccionar negativamente frente a tus emociones.

Explícale a tu hijo los cambios que vendrán y preséntale los aspectos positivos (Comenzarás a ir al jardín o al colegio, vas a conocer nuevos amigos, aprenderás muchas cosas, etc.). También debes señalarle que el papá o la mamá deben salir, pero que siempre volverán. También procura advertirle sobre lo que harás: “voy a comprar y vuelvo”, “estaré en el patio”, etc.

Evita retarlo cuando se produzca esta situación, ya que lo único que lograrás es aumentar su ansiedad.

-En el caso de los bebés, háblales cuando te encuentres fuera de su campo visual, para que sepan que estás ahí.

Cuando el pequeño esté muy ansioso, dale muestras de cariño. Los abrazos y besos lo harán sentirse seguro y querido.

Prev Panoramas para unas vacaciones más entretenidas
Next ¿Qué hacer con la basura electrónica?

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment