Ellos también merecen celebrar

A veces nos lamentamos no poder entregar a nuestros hijos todo lo que piden en sus cartas. Se tendrán que conformar con una bicicleta y una Barbie, o con un juego de play station y ropa, pero nada más. Qué ganas de haberles podido regalar hasta el último juguete que querían, o por lo menos cinco de los seis regalos que nuestro hijo pidió. Pero hay algunos niños que no recibirán ni siquiera el primer regalo de su lista. Quizás ni siquiera puedan tener una cena de Navidad.

Navidad. Época de compras, regalos, felicidad, de buena comida y buena bebida, y cómo no, de amor a nuestra familia, a nuestros cercanos. Es cierto, esta fecha no es sólo compras y compras, también es compartir y recordar a todos nuestros seres queridos, ¿pero qué pasa con los que no queremos, con los que olvidamos?, ¿de esos que cuando pasan por la calle pidiéndonos una moneda nos alejamos por temor a que nos ensucien?, ¿quién se preocupa por ellos?

Según la última encuesta CASEN, en Chile uno de cuatro niños son pobres; y lo peor es que la tendencia parece ir en aumento: hoy un 25% de los niños viven en pobreza, a diferencia de la antigua encuesta, que mostraba que el porcentaje era de un 22%

Bueno, qué pena, pero a la larga es su realidad y no la tuya; pero si nos ponemos a pensar, si nuestro querido hijo hubiera nacido en otra familia, quizás hoy también podría ser uno de los miles de niños en nuestro país que trabajan en la calle. Es más, si tú no hubieras tenido la suerte de nacer en la familia que naciste, quizás no le podrías haber entregado ni un sólo regalo a tu hijo.

No es cosa de ellos, es una realidad que nos afecta a todos, sólo que nosotros tuvimos la suerte de haber nacido en un lugar con mayores oportunidades. Pero hoy ya no hay excusas para no hacer algo al respecto: Correos de Chile te da la oportunidad de regalarle algo a un niño en situación de pobreza. Sólo debes meterte a la página de Correos de Chile y seleccionar la edad, región y comuna del niño a quién quieres dirigir tu regalo. Luego podrás leer su carta y entregárselo personalmente.

Para esta Navidad tratemos de abrir un poco nuestro mundo. Tratemos de mirar más allá, y de ver las necesidades no sólo de nosotros y las de nuestros más cercanos, ya que a veces son tan sólo un problemita en comparación con las que tienen los niños en situación de pobreza. Actívate. Pasa una feliz navidad con tu familia, y haz que los que más lo necesitan puedan tenerla también.

Prev Verano al fin!!!!!
Next La música en los niños

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment