¿Cuáles son los controles durante el embarazo?

¿Cuáles son los controles durante el embarazo?

La mayoría de las mujeres descubren que están embarazadas, gracias a los test caseros de embarazo. El paso siguiente es visitar al ginecólogo para comenzar con los controles de embarazo y realizar las pruebas de confirmación ya que estos test si bien son cada vez más confiables no son 100% seguros.

Francisca Ronda, matrona de Gineco Obstetricia en la Clinica Bicentenario, explica que al momento de ir a confirmar el diagnóstico el médico realiza un examen físico completo. Se evalúa el estado nutricional, se toma el Papanicolaou, una ecografía para estimar el tiempo de embarazo y se solicitan exámenes para verificar un adecuado estado de salud y tratar las patologías que se descubran para llevar un embarazo lo mas fisiológico posible.

La pregunta que se hace cada madre luego de esto es ¿cada cuánto debe ir a controles con un experto? Según Ronda, se recomienda comenzar los controles de embarazo antes de las 14 semanas de embarazo. Luego las citaciones serán a las 20, 24, 28, 32 y 37 semanas.

A partir de la semana 37 los controles son semanales hasta el parto. Por lo general, estos controles coinciden con la solicitud de los distintos exámenes y ecografías. Además durante toda la gestación van surgiendo dudas que se resuelven en estos controles.

Lo que sí es obligatorio para cada madre es realizar un mínimo de 3 ecografías durante todo el embarazo, lo que no quiere decir que si se desea hacer más no se puedan hacer. La primera tiene el objetivo principal de determinar con mayor exactitud posible la edad gestacional (tiempo de embarazo) por lo que es ideal realizarla antes de las 12 semanas. Los periodos recomendados para realizar las ecografías son:

Ecografía de las 11-14 semanas: Se busca evaluar vitalidad fetal, edad gestacional y número de fetos (ver si son gemelos por ejemplo).

Ecografía de las 18-24 semanas: Acá podemos ver un feto más formado, ya se identifican sus extremidades, se puede detectar algún problema congénito como por ejemplo, el síndrome de Down y claro, lo que todos esperan saber: el sexo del bebé.

Ecografía de las 30-34 semanas: Se busca evaluar cómo va creciendo el feto. También se puede estudiar las condiciones de la placenta, la cantidad de líquido amniótico y la presentación fetal (si viene de cabeza o de nalgas).

En mi opinión, creo que es muy necesario que las madres vayan a todos los controles físicos que sean necesarios. Realmente los médicos se transforman en nuestro guía principal que se encarga de aclarar las dudas que surgen en este periodo. Creo que lo más importante es hablar sobre lo que estás viviendo como futura madre. Esto sin duda te ayudará a tranquilizarte y a saber que tu gestación es normal.

Prev Ganadores de entradas para "Jobs"
Next Última Edición del 2013: ¡Por un verano sin tareas!

0 Comments

Leave a Comment