Cuento: Dino Miamigo

Cuento: Dino Miamigo

Hola amigos:isidora

El relato de este mes está inspirado en la ilustración de Isidora una pequeña gran artista que participó en uno de mis recientes talleres creativos.  Lo comparto con ustedes:

“Dinosaurio Miamigo e Isidora Colores” por Fran Werth ©

Había una vez Isidora, a quien le encantaban los dinosaurios, tanto que su mejor amigo era uno de ellos desde que se habían encontrado en una venta de garaje, esos lugares donde hay cosas antiguas que pertenecieron a alguien y que llegan a nosotros en el momento justo.  Con él iba a todas partes y era él quien la acompañaba en mil aventuras, de día y de noche.  Si era de día y la molestaban por ir de paseo con un dinosaurio y no con ilustracion de isidorauna muñeca, ella solo lo miraba y veía cómo él le cerraba un ojo cómplice. Si estaba oscuro y sentía miedo, su amigo hacía aparecer el sol y listo, todo se iluminaba.  Solo si estaba más oscuro, Dino Miamigo hacía aparecer el gran a _ _ _ _ _ _ s, como esa noche en que sonaban feroces truenos y aparecían relámpagos luminosos por todo el cielo.  Asustada, Isidora no conseguía dormir.  Entonces él le dijo: cada trueno es un color que resuena, un color que viaja en la luz de un relámpago lleno de fuerza y a ti te encantan los colores: ¿qué vamos a dibujar con el hermoso amarillo que acaba de aparecer en medio de la oscuridad, qué  tal  el rojo aquel o ese  calipso extraordinario?  Te invito a conocer el más grande de todos los a r c o í r i s, el de nuestro mundo, de los dinosaurios.  Ayúdame a pintarlo -le dijo.  Entretenida, Isidora ya no tuvo más miedo y se puso a pintar con los más hermosos colores, hechos con la inmensa fuerza del trueno y del relámpago.

 

Más cuentos, relatosRegalo y talleres en:

https://www.facebook.com/enelarbol

Prev Esfuerzo que tiene recompensa
Next Papas después de los 40

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment