Dejando el pañal, ¿hay diferencias reales entre niño y niña?

Dejando el pañal, ¿hay diferencias reales entre niño y niña?

dejar el pañalTengo la fortuna de ser mamá de dos pequeños, una niña de 5 años y un niño de 3.5 años. Cada uno tiene su personalidad muy definida y aunque sé que no es bueno compararlos quiero compartir con ustedes nuestras experiencias dejando el pañal.

Con ambos han sido muy distintas y no sé si todos los comentarios que escuche al respecto hicieron que me mentalizara pero lo que fue miel sobre hojuelas con la pequeña se convirtió en un proceso menos sencillo con el pequeño.

En ambos casos es muy importante resaltar que hay que respetar el tiempo en el que deciden los niños dejar el pañal. Este es un proceso que les pertenece y por más urgencia que los padres pongamos, son ellos los que decidirán cuando estén listos y no tiene ningún caso y puede provocar regresiones el presionarlos.

Hace algún tiempo venía pensando en plasmar las diferencias entre género y la manera en que van madurando las niñas y los niños a la hora de dejar el pañal. Sin embargo, ahora que lo estoy haciendo me pregunto, ¿son realmente reales las diferencias entre géneros o es cuestión de personalidad?

Es un hecho que las niñas maduran más rápido que los niños en muchos sentidos pero al comparar la temporalidad en que dejaron el pañal mis hijos puedo decir que los tiempos fueron similares. En ambos casos dejamos primero el pañal durante el día, después el de la noche.

Mi hija dejo el pañal durante el día a los 2.4 años y mi hijo a los 2.9, el pañal de la noche lo dejo la pequeña a los 3 años y el peque a los 3.8 años. La gran diferencia fue la necesidad de un pañal para hacer popo. Mi hija lo tuvo por unas semanas después de enfermarse del estómago y a mi hijo se lo ofrecí yo y le duró un año más el dejarlo.

Algunas de las principales diferencias que encontré son las siguientes:

  • Urgencia: mi hija mostraba ganas de dejarlo y el proceso fue muy sencillo, la verdad no tuve que hacer mucho. El niño se lo tomo con mucha calma y no mostraba muchos signos de urgencia hasta que tomo la decisión de hacerlo.
  • Accidentes diurnos: La transición de la pequeña fue casi sin accidentes y muy sencilla. Con el pequeño hicimos el intento una vez, él estaba listo y yo no, lo dejamos. El segundo intento a las semanas fue exitoso para los líquidos pero para los sólidos se sumaron los accidentes y mi exceso de trabajo en la oficina y la falta de ayuda en casa.
  • Accidentes nocturnos: Mi hija pidió constantemente que le quitará el pañal hasta que la mamá entendió que estaba lista y no tuvimos accidentes. Mi hijo acaba de pedirnos quitarse el pañal y no se despierta solo para ir al baño, me he levanto todas las noches para llevarlo al baño.
  • Miedo: La pequeña no mostró un miedo evidente a sentarse en el baño, a la nica. El pequeño aún no se siente del todo seguro.

Al analizar fríamente estas diferencias creo que además del género y la personalidad de cada niño, hay que agregar el componente que los adultos ponemos en la ecuación y el lugar que ocupa el niño o la niña en la familia.

Somos nosotros, el adulto, que inicia el proceso con su hija o hijo, sin embargo la carga emocional, laboral y personal es diferente. Si pongo en blanco y negro nuestros dos procesos puedo decir que con mi hija estaba tranquila y solo me dedicaba a los pequeños. En cambio, con mi hijo recién me involucraba a la vida laboral, no me sentía lista para dejar crecer a mi bebé y creo que esto hizo la diferencia.

¿Pesa más la diferencia de género, la personalidad de nuestros hijos o lo que estamos viviendo como adultos al momento de acompañar a nuestros hijos en la transición? En mi experiencia creo que ha pesado más la personalidad de mis hijos y lo que yo estaba viviendo en cada proceso que la diferencia entre géneros.

¿Qué opinan ustedes?

@Mamamoderna

Sigue Leyendo

– “A dejar los Pañales” Consejos del especialista 

– Como pasar del pañal al baño 

– Cómo elegir un buen pañal para el bebé

Prev Edición Junio: Celebremos a papá
Next Contaminación en invierno: calefacción a leña

3 Comments

  1. Yo, orgullosamente puedo dec ir que no me costo nada sacarle los pañales a mi lindo hijito,fue una tarea en conjuntopero muy grato…y eso se los aque muy pequeño, al año ocho meses, claro que mi bb se lleva todo el merito porque el solito empezo a avisarz mi consejo es la perseverancia y el refuerzo positivo hacia el logro de los niños porque asi crean buenos habitos y crecen siento personas positivas y muy felices!

    Reply
  2. Yo intenté el verano pasado, sentía presión por los comentarios que hacian cuando me preguntaban la edad de mi hija, “pero como, si ya tienes 2 años, 3 años, etc…..” “yo se los saqué y listo” “tan grande y con pañales”…. Finalmente no me resultó, siento que en otras oportunidades con otros aprendizajes, ella me muestra de alguna manera que está lista para ir avanzando, aprendiendo. En el caso de los pañales no ha sido asi. Con mi experiencia, aprendí que debo entenderla y dejar que lo haga a su tiempo. Asi como dejó de tomar leche sola, comenzó a dormir sin estar tomando leche, etc. Este verano intentaré nuevamente ya que a principio de año irá al jardín. Ojalá nos vaya bien!

    Reply

Leave a Comment