Delegar labores según la edad de nuestros hijos

Delegar labores según la edad de nuestros hijos

Es importante que tu hijo colabore en las tareas domésticas, no sólo para darles  algo de trabajo sino, sobre todo, porque es bueno para su desarrollo psicosocial. Si quieres que el día de mañana sea una persona más responsable, debe empezar por responsabilizarse de sus pequeñas obligaciones en la casa. Es frecuente oír a muchas familias que sus hijos adolescentes no hacen nada. Pero también es frecuente oír, cuando los niños todavía son pequeños, “ya le tocará hacerlo cuando sea mayor” y ver cómo sus padres hacen todas las tareas sin exigirles nada.

 

niños y casa

¿Quién hace qué en casa?

El hogar es hoy por hoy el principal foco de aprendizaje de los estereotipos. Las cosas están cambiando pero todavía existen los roles masculino y femenino en cuanto a las tareas que cada uno debe desempeñar en el hogar. Para no contribuir más al concepto erróneo de “tareas de niño – tareas de niña” hay que educarles desde el principio en la igualdad, a través de dos caminos:

  1. Lo que ven: tanto mamá como papá deben participar en las tareas domésticas.
  2. Lo que hacen: las diferentes obligaciones de los hijos deben estar en función de factores como la edad o la capacidad, pero no el sexo. Si siempre pides a tu hija que te ayude en la cocina, su hermano no sólo no aprenderá a hacerlo sino que terminará viéndolo como una obligación inherente al sexo femenino y, por tanto, de la que él está excluido.
  3. Cómo contribuye a su desarrollo personal:
    • Responsabilidad: Al depender de ellos ciertos aspectos del buen funcionamiento de la casa su sentido de la responsabilidad aumenta.
    • Independencia: Al no darles todo hecho estamos contribuyendo a que maduren y sean más autónomos.
    • Autoestima: Ver que en casa se les confían trabajos que contribuyen al bienestar de toda la familia puede ser muy gratificante, incluso aunque suponga un esfuerzo.
    • Adaptación social: Adquirir cierto compromiso con las tareas del hogar cuando aún son pequeños les ayudará más tarde a incorporarse a una sociedad en la que hay que trabajar, tanto fuera como dentro del hogar.
    • Valoración del trabajo: Al aportar su granito de arena comprenden mejor el esfuerzo y la importancia del trabajo de los demás.
    • Cooperación: En el hogar se pueden aprender muy bien las ventajas de colaborar; trabajando todos en equipo las cosas salen mejor y se terminan antes.

TAREAS SEGÚ EDAD:

  1. 1 – 2 años
    • recoger sus juguetes y ponerlos en su lugar con ayuda
    • poner su ropa sucia en el bote
    • tirar su propio pañal
    • llevar o traer cosas pequeñas a algún lugar cercano

    2 – 3 años (además de lo anterior)

    • llevar su plato y vaso (de plástico) al lavaplatos
    • ayudar a hacer la cama
    • poner servilletas en la mesa
    • ayudar a sacar la ropa de la lavadora con ayuda
    • poner material de manualidades en su lugar

    3 – 4 años (además de lo anterior)

    • vestirse solos
    • sacudir
    • ayudar en el supermercado a meter las cosas en el carrito

    4 – 5 años (además de los anterior)

    • ayudar a poner la mesa
    • servirse agua sin ayuda
    • guardar su ropa limpia
    • ayudar a preparar postres
    • regar plantas

    5 – 7 años (además de lo anterior)

    • meter su ropa sucia a la lavadora
    • trapear (con toallas húmedas para que sea más fácil)
    • ayudar a ordenar la mercaderia después del super

    7 – 10 años (además de lo anterior)

    • barrer
    • doblar su ropa limpia y guardarla
    • guardar la loza limpia
    • aspirar la alfombra
    • ayudar a guardar la mercaderia
    • empezar a hacer desayunos
    • administrar sus propios libros
    • cuidar hermanos menores con supervisión

    11 – 13 años (además de lo anterior)

    • sacar la basura de la casa a
    • aprender a hacer desayuno
    • limpiar la cocina después de comer
    • cortar el pasto

    14 – 16 años (además de lo anterior)

    • lavar el baño
    • aprender a hacer comida: sopa, arroz, carne, etc.
    • participar más veces a la semana en cualquiera de las responsabilidades anteriores.

    Por último, todos sabemos que el ejemplo es lo más importante. Para que nuestros hijos aprendan a hacer labores de la casa, nos deben ver primero a nosotros hacerlo. Además de ser una gran ayuda en la familia, es imposible que como mamas hagamos todo solas. Enseñarles estas cosas es un entrenamiento y una formación que les servirá toda la vida.

 

Prev Mindfulness: Taller para padres
Next Segundo semestre en Netflix

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment