Respetar el planeta desde pequeños

Cambio climático, calentamiento global y reciclaje son conceptos que cada vez están más incorporados en el diario vivir de los chilenos, por eso es importante que eduques a tus hijos a cómo respetar la naturaleza y cómo pueden cuidar el medioambiente, a través de un  juegos, canciones y obviamente  mediante un lenguaje sencillo y adecuado a la edad del pequeño.

Papás y mamás, no olviden que lo primero es que ustedes tengan claridad de lo que van a explicar, que estén preparados para responder a las preguntas que seguramente te harán. Cuéntale que la Tierra es un gran teatro, el escenario sería un determinado ecosistema con sus ríos, montañas, océanos, ciudades…; los personajes de esta especial obra, los seres vivos que lo puebla y se relacionan en ese escenario y lo modifican, y la obra las relaciones que se establecen entre los seres vivos.

Así, entenderá de una forma sencilla que, cuando va al campo y arranca una flor, está actuando sobre el escenario, que cada pequeño gesto que haga puede ser una importante obra. A través de los cuentos, problemas graves y complejos dejan de serlo. Y, como en los cuentos, enseña a tu hijo los instrumentos de que dispone para lograr un final feliz. Una vez hayan entendido los problemas a los que deben hacer frente, estarás preparado para pasar a la acción y comenzar con el plan de ecología doméstica.

Una de las primeras lecciones que puedes decirle es que cada uno de nosotros puede hacer mucho en la defensa del medio ambiente. Enséñale la conocida “regla de las tres R” –reducir, reciclar y reutilizar: reducir la cantidad de basura generada, de papel empleado, de agua consumida; reciclar todos los materiales que sea posible, desde el papel a las basuras pasando por juguetes; y reutilizar todos los objetos de la casa dándoles un nuevo uso.

En casa, realicen juntos la separación y reciclaje de las basuras, guarden los periódicos y papeles desechados para reciclarlos, de vigilar el ahorro de agua  y a apagar las lucesque no necesitan ocupar.

En cuanto a la educación ecológica empieza por la forma en que se movilicen. Si pueden elige un ajrdín cerca de casa y llévalo caminando o en bicicleta y cómprale cuadernos de papel reciclado y productos ecológicos.

Ahora sólo anímate y comienza a cuidar el medio ambiente con tus hijos.

Prev A la hora de aprender, somos todos iguales
Next "Cantando Aprendo Hablar" estrena nueva obra

2 Comments

Leave a Comment