Educación sexual infantil

Educación sexual infantil

Cuando pensamos en la sexualidad, debemos entender que es un concepto muy amplio, que involucra la forma de comunicarnos con el mundo exterior a partir del vínculo que tenemos con nuestro propio cuerpo. Citando a la Organización Mundial de la Salud (OMS):

“La sexualidad es un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre.”

Según mi punto de vista, educar en torno a la sexualidad desde los primeros pasos, es algo fundamental. Esto promueve que los niños conozcan, respeten y cuiden su cuerpo y el de los demás y a su vez, incentiva su desarrollo personal. Además de esto, habilita al diálogo sobre temáticas relacionadas con la sexualidad lo que es importante para que en las futuras etapas que transiten puedan sentirse acompañados por el mundo adulto, en lugar de vivir bajo un tabú.

 Desde mi parecer, es muy importante tomar en serio la educación sexual de los más pequeños de la familia. Asumir que tienen una identidad en formación y que responder de forma activa ante sus inquietudes va a colaborar con la construcción personal de una identidad.

La postura con la que debemos encarar las situaciones que nos resultan embarazosas, o aquellas dónde nos realizan preguntas “incómodas” debe ser:

  • seria, sin invocar la risa ni el chiste ya que la sexualidad saludable es parte de una vida plena
  • distendida, para no marcar a la temática como prohibida o negativa y permitir el diálogo abierto incluso desde pequeñitos
  • auténtica, con explicaciones verídicas sencillas que favorezcan la confianza de los niños en nosotros.

Esta semana les proponemos compartir con nosotros las inquietudes particulares que tienen vuestros hijos e hijas en temas de sexualidad y realizar preguntas al respecto. No se olviden de mencionar la edad de los pequeños. 

 

 Visita mi Blog sobre Educación Asexual en Preescolares Aquí 

 *******

 Te invitamos a visitar un especial sobre ¿Cómo se enseña en Chile?. Ingresa aquí

 

 

Prev Especial Embarazo
Next Lo mejor de la semana: del 15 al 19 de julio

About Author

4 Comments

    • La sexualidad como explica el artículo es muy amplia y se manifiesta durante toda la vida.

      Por eso es necesario hablar de temas relacionados incluso antes de que el/la niña puedan comprender nuestras palabras con precisión: la higiene del cuerpo y de los genitales, la comprensión de la diversidad humana, el vínculo familiar y de parejas son algunos ejemplos. No nos olvidemos que la comunicación abarca mucho más que las conversaciones y con cada gesto estamos brindando información.

      Para hablar de conceptos más complejos podemos esperar a que surjan preguntas específicas que indiquen que el/la pequeño/a está buscando información, o aprovechar situaciones cotidianas (una película, o algún hecho que se viva en la familia como un casamiento, un embarazo, etcétera) para disparar conversaciones, sobre todo a partir de preguntas para poder sondear que cosas el/la niño ya sabe y cuales le intrigan.

      En el entorno de los 3 a 4 años la mayoría de los/las niños/as están preparados para comprender desde su perspectiva lo que es una pareja y una familia, como se origina la vida en la fecundación y comprender el nacimiento. Es cuestión de tener paciencia para explicar lo que se desea transmitir y utilizar recursos que apoyen nuestras explicaciones como los gestos que señalan las partes del cuerpo, imágenes ilustradas, o historias.

      Reply
  1. Mi hija de 1 año observa mucho los genitales de su hermanito de 2 años cuando hace pipi y quiere tocarselos. Y yo no se que hacer. Alguien experto me ayuda.

    Reply
    • Hola Monica,

      El comportamiento de tu hija es perfectamente normal. Los genitales son según el mandato social una parte del cuerpo “prohibida” que debe mantenerse siempre oculta, lo que hace que los niños y niñas pequeños no conozcan qué hay debajo de los pantalones de las demás personas (incluso no saben en edades tempranas que las mujeres tienen vulva y los varones tienen pene). Y la curiosidad por lo desconocido es algo natural y saludable.

      Es recomendable que no promuevas que la pequeña toque los genitales de su hermano, principalmente porque el niño probablemente se sienta incómodo e invadido. De todos modos si esto sucede no es algo terrible, explícale que tanto el pene como la vulva son partes muy sensible del cuerpo, y que son privadas por lo que no está autorizada a tocar los genitales de los demás.

      Sería bueno que encuentres un modo de transmitirles a ambos las diferencias que hay en los genitales de varones y mujeres. Una buena idea es comprar muñecos y muñecas sexuadas (hoy día se encuentran en tiendas de didáctica y en muchos sitios se pueden comprar por internet), de esta manera aunque con 1 añito de edad no pueda comprender conceptos complejos como la intimidad, poco a poco lo entenderá. Otra opción es mostrarle imágenes. En este caso ten en cuenta que es mejor elegir imágenes de genitales de niños/niñas que de adultos/adultas para que puedan sentirse identificados y además nos aseguramos así que las mismas no sean violentas en ningún sentido.

      Reply

Leave a Comment