El Cáncer de Mamá

El Cáncer de Mamá

Como me sucede en algunas ocasiones, dejo de lado la montaña de trabajo que me espera día tras día y escribo. No escribo por escribir, escribo para ustedes y porque creo que es un tema sensible y muy fuerte.

Octubre es el mes del cáncer de mama. Creo que hay pocas palabras que infundan tanto miedo, inseguridad y dolor como la palabra CÁNCER. Tengo una cercanía especial con esta palabra, lamentablemente en mi vida me ha tocado ver gente querida sufrir bajo esta horrible enfermedad y como sus familias buscan fuerzas de no sé donde para apoyarlos de forma estoica y constante.

El cáncer de mama es uno de los que mejor prognosis tiene. Puede ser detectado tempranamente y tratado de la forma adecuada tiene casi un 100% de recuperación. A pesar de que los pechos, tetas, pechugas o como prefieran decirles son algo muy especial para cada una de nosotras ya que no son sólo una parte del cuerpo, son fuentes de alimento y cobijo para nuestros hijos, muchas veces las dejamos de lado.

Cada 8 horas muere una mujer en Chile a causa del cáncer de mama, repito….¡¡¡CADA 8 HORAS!!!! ¿Cuántas de estas muertes podrían haber sido prevenidas por detección temprana? No sñe, pero estoy segura que son muchas y sin duda una ya es mucho.

Mamás, sabemos que el momento en que tenemos un hijo nuestra responsabilidad ya no es sólo con nosotras mismas ya que hay alguien que depende de ti y que te ama tanto que verte sufrir le causaría un dolor único. Es nuestra responsabilidad el cuidarnos. Esto va desde lo que comemos y nuestros hábitos hasta hacernos el examen anual con nuestro medico o matrona.

Soy psicóloga y mi tesis la hice sobre el cáncer de mama. Después de dedicarle un año completo a este tema soy una convencida de que el cáncer tiene un factor emocional fuertísimo, como una suerte de explosión que nuestro cuerpo hace cuando guarda y aguanta emociones fuertes y negativas.

¿Qué puedes hacer?

–          Conoce bien tus pechugas. Tócalas y está siempre atenta a cualquier cambio (nódulos, textura o color de la piel, etc.) El autoexamen es nuestra primera oportunidad para detectar.

–          Una vez al año ten un examen físico con un profesional especializado.

–          Mamografías. Estas son recomendadas solo a mujeres sobre los 40 anos o mas jóvenes que tengan un familiar cercano (como mamá o hermana) con cáncer de mama. Las mamografías de hoy ya no duelen como las antiguas, no te preocupes por eso.

–          AMAMANTA LO MAS QUE PUEDAS. Está  comprobado que las mujeres que amamantan bajan la probabilidad de sufrir de este cáncer. De más esta mencionar todo los otros beneficios para tu hijo y para ti.

–          Si estas pasando por una situación difícil como la muerte de un familiar, divorcio, cambio de vida, etc. busca apoyo y no te guardes lo que te pasa, eso tendrá que salir por alguna parte en algún momento.

–          Come y vive sano. Es difícil, lo se y no hay quien  diga que no lo es, especialmente cuando corres todo el día y vives en la ciudad. Difícil no significa imposible… Todo lo que entra a tu cuerpo te afecta.

Evita y previene lo que puedas y detecta tempranamente. El cáncer de mama en el caso de mujeres con familia se transforma en el cáncer de mamá. Tus hijos merecen tenerte sana y feliz por mucho tiempo y es tu responsabilidad velar por que sea así.

Prev Consejos para ser una madre emprendedora productiva
Next Hongos tibetanos ¿Para qué sirven?

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment