El cuerpo nos habla

El cuerpo nos habla

¿Sabías que el cuerpo graba, cada una de las experiencias que vivimos a diario?. Es más, no sólo las graba, sino que además nos sostiene en esta trayectoria experiencial que es la vida.

Que misión más generosa lleva acabo este templo tan perfecto, sincronizado con el reloj Universal, bello, imponente, lleno de gracia.

Las Emociones quedan grabadas en nuestros músculos, nuestro esqueleto es donde queda impreso la fuerza de nuestro carácter. Cada órgano, traduce, manifiesta y se asocia a ciertas emociones. La Gran Medicina China habla sobre esto con gran maestría y toda su milenaria experiencia. De modo que podríamos hacer la siguiente relación:

– Hígado y vesícula biliar: Enfado, furia, ira.
– Riñones y vejiga: Miedo, falta de seguridad.
– Bazo y estómago: Preocupaciones.
– Corazón e intestino delgado: Alegría/tristeza
– Pulmón e intestino grueso: Pena, sobre todo aquellas no resueltas.

No es difícil, mirando esta breve explicación, entender algunas de nuestras afecciones. La Columna Vertebral, nuestro eje energético y sostén, desde donde todo nace y se conecta, tiene también su lenguaje emocional. Veamos esta relación que explica José Luis Bradena, Acupunturista, Naturopata y Osteópata Español:

– Los hombros levantados indicarán miedo a los peligros del mundo.

– Los hombros caídos indicarán una resignación ante lo inevitable.

– Los hombros estrechos indicarán una incapacidad para sumir las responsabilidades de la vida. Son personas que tienen que hacer grandes esfuerzos para poder enfrentarse a las situaciones diarias de la vida.

– Los hombros rectangulares con buenos músculos indicarán que es una persona que puede asumir las responsabilidades propias y las de los demás, pero también puede indicar rigidez mental y/o ostentación.

Además hace la siguiente asociación entre Columna y Órganos:

Si la emoción es la rabia, los órganos afectados serán el hígado y la vesícula biliar y el dolor de espalda estará localizado en la zona media de la espalda.

Si la emoción es la tristeza y la aflicción, los órganos afectados serán los pulmones y el intestino grueso y los dolores de espalda serán más fuertes debajo de los hombros.

Si la emoción es el miedo y la melancolía, los órganos afectados serán los riñones y dolerá la parte baja de la espalda.

Si hay debilidad de carácter y excesiva compasión, el bazo será el órgano afectado y quizás podremos ver en el lado derecho en la parte media de la espalda una inflamación o será la zona que dolerá.

Si hay un exceso de emocionalismo o histeria afectará al corazón y dolerá el centro de la espalda, en la zona del corazón.

Dependiendo de cómo es la columna podremos decir también bastante de la manera de ser de una persona.

La Escoliosis indica que hay un camino tortuoso en la vida de la persona de la que no es consciente y le cuesta encontrar su lugar en la vida. La causa emocional es la dificultad para mantener una actitud interna firme. Este perfil de personas tiende a escabullirse de los problemas y a no tener una actitud recta ante la vida.

La Lordosis es la curva exagerada en la zona lumbar. Emocionalmente indica una resistencia a madurar y crecer, en definitiva en hacerse viejo. Los dolores en esta zona pueden significar problemas con las relaciones, entre ellas las sexuales. El dolor en la zona baja de la espalda puede ser causado por resentimiento hacia los demás, temor a avanzar en la vida personal, sensación de falta de apoyo, problema sexual, dificultad para poder compartir y finalmente un miedo al envejecimiento y a la muerte.

No tenemos consciencia del servicio que presta nuestro cuerpo a nuestra vida diaria. Abusamos en muchos aspectos del él, dándole cargas emocionales excesivas, cuidando poco nuestra alimentación y regalándole poca actividad física que es otro de los alimentos que necesita nuestro organismo para mantenerse en armonía.

Comparto este texto encontrado en Internet, que describe de otra manera, como nuestro cuerpo vive cada una de las situaciones de nuestro día a día, en silencio, en humildad, siempre dispuesto, hasta cuando ya no puede seguir y clama por ayuda.

EL CUERPO GRITA LO QUE LA BOCA CALLA

– Dolor de garganta ¨reclama¨ cuando no es posible comunicar las aflicciones.

– El Resfriado ¨chorrea¨ cuando el cuerpo llora.

– El Estomago ¨arde¨ cuando las rabias no consiguen salir.

– La Diabetes ¨invade¨ cuando la soledad duele.

– El Cuerpo ¨engorda¨ cuando la insatisfacción aprieta.

– El Dolor de cabeza ¨arrecia¨ cuando las dudas aumentan.

– El Corazón ¨afloja¨ cuando el sentido de la vida parece terminar.

– La Alergia ¨aparece¨ cuando el perfeccionismo está intolerante.

– Las Uñas se ¨quiebran¨ cuando las defensas están amenazadas.

– El Pecho ¨aprieta¨ cuando el orgullo esclaviza.

– La Presión ¨sube¨ cuando el miedo y la ira aprisiona.

– La Neurosis ¨paraliza¨ cuando el niño interior tiraniza.

– La Fiebre ¨calienta¨ cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad.

– El Cáncer ¨mata¨ cuando te canses de vivir, nunca antes .

– Las Rodillas ¨duelen¨ cuando el orgullo te doblega.

La enfermedad puede ser más que un sufrir, señales del camino, peldaños de evolución y oportunidades para dar un giro y caminar hacia el renacer. Pero todo se logra si tienes:

Una llanta de repuesto llamada ¨DECISIÓN¨

Un buen seguro llamado ¨FE¨

Abundante combustible llamado ¨PACIENCIA¨

Y sobre todo expertos conductores llamados ¨YO Y MI VOLUNTAD¨

Que esta información vaya en vuestro mayor beneficio,

Alejandra Vallejo Buschmann

Casa de Tara.

Prev Panorama Cultural: Conoce los secretos del Barrio Mapocho-Esmeralda
Next ¿Qué hacer con las mentiras de los niños?

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment