El Pájaro Papiche: Un cuento terminado

El Pájaro Papiche: Un cuento terminado

Concurso “El Pájaro Papiche”, buscando co-autor/a para el cuento iniciado por Francisca Werth

Catalina Garnham, joven mamá, abogada y a quien le encanta escribir, fue la ganadora del Concurso“El Pájaro Papiche”, buscando co-autor/a. Catalina le dio continuidad a la historia, respondiendo con sensibilidad, magia e ingenio… ¿Quieren saber con quién se encontró el Pájaro Papiche en la Cuevaatrapanimalesparasiempre? A continuación el texto de la co-autora del cuento, quien recibió el “En el Arbol award” y una ilustración de Francisca, con los personajes de la obra, ilustración que se abre y entre láminas crea el efecto de la cueva en la que habita la pajarita. Con mucho entusiasmo, Francisca y Catalina han pensado seguir desarrollando juntas esta historia para abordar temas como la amistad, el bulling y los talentos que nos hacen únicos.

“El Pájaro Papiche”

Fíjate bien en el pájaro rojo de la esquina, ¿qué le notas? mmm, sí, tiene una quijada sobresaliente que lo hace muy especial… Nadie creería que de él proviene el más hermoso canto pajarístico, pero eso ocurre solo cuando duerme y es que dormido relaja su mandíbula y entonces la forma de su pico combinada con su ronquido lo vuelven el mejor de los músicos y, entre pájaros, esas son palabras mayores.

Su canto es tan espectacular que todos los animales de la selva de Guindania, incluso las otras aves, han comenzado a dormir de día para estar despiertos y atentos a su pajarístico cuando cae finalmente rendido en la noche, luego de otro día de descubrimientos y aventuras. 

¿Quién diría que éste es el pájaro que por mucho tiempo no quiso salir de su nido para que no se burlaran más de él gritándole: ¡paaa-pii-che!, ¡paaa-pii-che! … es que se hartó y un día sus ganas de descubrir el mundo ganaron y partió al lugar que todos temían, las cuevas atrapanimalesparasiempre, ¿has escuchado hablar de ellas?…

– See more at: http://localhost:8888/carrusel/concurso-termina-el-cuento/#sthash.mWQL2F9J.dpuf

Texto de Catalina Garnham.

“En la cueva atrapa animales que era muy oscura, lúgubre y húmeda, se escondía un ser que desde muy chiquitito había habitado y crecido en ese lugar muy solito, cada vez que entraba un animal, este ser trataba de que se quedaran a vivir con él, los animales al verlo huían y al tratar de escapar caían por los pasadizos de la cueva y morían, cosa que causaba gran tristeza a este ser …y en cada lugar en que caía un animal, él a modo de recuerdo plantaba una flor nenúfar, que solo necesitaba de agua y humedad para crecer… y pedía mirando al cielo que algún día apareciera un animal que se quisiera quedar a vivir ahí con él.

Este ser que desde chiquitito había sido discriminado tenía una gran pena en el corazón, su mamá cuando lo estaba empollando fue atacada y murió por defender su huevito…él creció sin su mamá y sin plumas, ya que éstas no se desarrollaron por el miedo que sintió su mamá al esconderlo y además su cuerpo al no tener plumas, era de un color gris muy oscuro, muy feo…era un “pollito desplumado”.

Cuando el pájaro papiche entró en la cueva atrapa animales se encontró con este ser pero no sintió miedo, los dos se miraron y reconocieron cada uno sus defectos en el otro. El pájaro papiche comenzó a cantar primero bajito y luego un poco más fuerte y luego más fuerte y el pollito desplumado, que resultó ser una pajarita y que también tenía una capacidad maravillosa, al estirar sus alitas hasta el infinito y cubrir con sus alas a los seres que amaba, lo rodeó con sus grandes alas y comenzaron a bailar al son de las melodías, un dos tres, un dos tres, así por largo rato…

El pájaro papiche se sentía feliz pero tenía que irse. Quería contar que había encontrado un ser que al igual que él tenía un defecto”, pero que junto con ese defecto tenía un capacidad especial…que era maravillosa, la de cubrir con sus alas a los seres que amaba…así como las mamás cubren a sus hijos al abrazarlos y así como él había encontrado después de mucho tiempo a alguien que lo cubriera con sus alas como alguna vez lo hizo su mamá cuando lo estaba empollando.”

Sin duda, ha sido una extraordinaria experiencia este concurso desarrollado con Revista Carrusel.

Prev Recomendación: “Tim se pone colorao”
Next Panoramas de fin de semana (13 al 16 de noviembre)

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment