Enfermedades de la tiroides ponen en riesgo la salud de tu bebé

hipo_niño2

Los trastornos de la tiroides como el Hipotiroidismo y la Hipotiroxinemia en mujeres embarazadas, pueden afectar la salud del hijo(a) en gestación. Padecerlas puede provocar daño cognitivo en el feto, que puede generar déficit atencional, bajo coeficiente intelectual, autismo e incluso retardo mental. Además, puede afectar el sistema inmune del hijo(a), especialmente en la adultez, al agravar enfermedades autoinmunes.

La Tiroides es una glándula endocrina que se ubica a nivel del cuello y su función principal es regular el metabolismo de todas las células del cuerpo. La disminución en el organismo de la concentración de hormonas tiroideas Tri-iodotironina (T3) y Tiroxina (T4)  se denomina Hipotiroidismo, lo cual se manifiesta como con aumento de peso, caída del cabello, uñas quebradizas, sensación de frío, cansancio, problemas de concentración, memoria, y depresión en el adulto. La Hipotiroxinemia es la disminución únicamente de T4   y no presenta síntomas.

En Chile la incidencia del Hipotiroidismo es de un 20% en la población total adulta y de un 22% sólo entre las mujeres. La Hipotiroxinemia tiene una incidencia mayor, y a nivel mundial puede afectar a 1 de 30 mujeres. Durante la gestación, el feto no produce hormonas tiroideas por lo que depende exclusivamente del T4 de la madre, ya que es la única hormona capaz de atravesar la placenta y llegar hasta el feto donde se convertirá en T3.

hipo_bebe1

Las causas principales del Hipotiroidismo y de la Hipotiroxinemia son la falta de yoduro en la dieta o el desarrollo de una enfermedad autoinmune en la tiroides. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado  que una mujer embarazada debe consumir 250 microgramos de yoduro diariamente, el cual puede obtenerse de los alimentos marinos (cochayuyo, mariscos, pescados), arándanos, frutillas, porotos blancos, lácteos y de los suplementos de yodo. Si la causa es la presencia de una enfermedad autoinmune, se debe ingerir tiroxina T4 en forma oral.

Si estás embarazada o quieres estarlo te recomendamos solicitar un examen a tu ginecólogo(a) para evaluar el funcionamiento de tu tiroides. Por medio de una muestra de sangre, podrás conocer los niveles de hormonas tiroideas en tu organismo y evitarás poner en riesgo tu salud y la de tu bebé.

Prev Concurso: Hologramas y 3D con tus dragones favoritos

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment