¿Es normal que los niños teman a los disfraces?

¿Es normal que los niños teman a los disfraces?

descarga

Pese a que para muchos pequeños ver personajes disfrazados genera gran placer y alegría, hay algunos que sienten temor al ver estos llamativos atuendos. ¿Por qué se asustan? ¿Se pasará este temor en algún momento? Estas y otras respuestas, las conoceremos acá.

Para los niños es un desafío diferenciar qué es realidad y qué es fantasía. Si bien hay muchos que gozan disfrazándose de los súper héroes o las niñas de las princesas de Frozen o de la Princesita Sofía, hay otros que sienten temor de hacerlo o de ver a otros representando a estas figuras. Les cuesta entender que una persona puede estar disfrazada de bruja, por ejemplo, pero ser en realidad una buena persona.

Iván Peters, de 4 años, es uno de los niños que al ver un disfraz con máscara o un payaso se asusta. A tal nivel llega su temor que en los cumpleaños se divierte como cualquier niño de su edad hasta que llega el personaje disfrazado. Ahí su carita se transforma.  Se asusta y se esconde debajo de las mesas atiborradas de dulces. Corre a los brazos de su madre, como cuando era un bebé.

A juicio de la Directora de Carrusel, Daniella Rossi, la realidad de Iván no es distinta a la de muchos otros pequeños. “El miedo de los niños a los disfraces, payasos, máscaras, viejito pascuero, entre otros es normal, porque éstos distorsionan la visión de realidad que ellos tienen y aún no saben separar la fantasía de la realidad”.

La especialista agrega que este temor puede aparecer alrededor de los 2 años y se pasa solo, por lo general, antes de los 5 años cuando ya tienen mayor claridad sobre lo qué es o no realidad.

Los niños tienen una imagen de cómo las personas deberían ser. Ellos saben que una persona tiene cabello en la cabeza, dos ojos, una boca y una nariz. Los disfraces, sobre todo, con máscaras, los asustan porque distorsionan su realidad. A medida que el pequeño crezca va a ir desarrollando el razonamiento y va a poder diferenciar lo real de lo irreal, y con esto, su miedo por las máscaras y los disfraces va a desaparecer.

Beneficios de los disfraces

Cuando un niño se viste de un personaje y se imagina una historia con ese disfraz, está dando rienda suelta a su fantasía y a su creatividad. La sicóloga infantil Elena Gallegos señaló que los niños hasta los seis años viven en un mundo donde reina la imaginación, se inventa compañeros de juegos invisibles y disfruta creando personajes y situaciones.

Gallegos agrega que esta es una edad mágica, en la que el mundo real y el mundo imaginario todavía no están claramente diferenciados.

La fantasía es natural y saludable para el equilibrio emocional del pequeño. Disfrazarse, además, sirve para que los niños expresen sus sentimientos. De hecho, es uno de los recursos que más utilizan los terapeutas infantiles para ayudar a los pequeños a vencer los problemas de relación, como la timidez y los miedos.

Prev Panoramas de fin de semana (20 al 23 de agosto)
Next GREENBOYS!!! La naturaleza los llama

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment