Especial Alimentación de los Niños en época de Frío

Especial Alimentación de los Niños en época de Frío

Como muchas mamás ya lo tienen más que claro, la mayoría de las enfermedades respiratorias comunes del invierno son producidas por una gran variedad de virus, lo que explica la posibilidad de que personas absolutamente sanas sufran de estas enfermedades en forma repetida; en especial los niños menores de cinco años, que pueden padecer entre tres y cinco casos de enfermedad al año. Como estas enfermedades son originadas por virus, no se tratan con antibióticos, a menos que sean indicados por su médico cuando tenga la sospecha de una infección producida por una bacteria.

Pero lo cierto es que las enfermedades respirartorias aparecen más por el contagio que se propicia por la falta defensas del sistema inmunológico, que de las propias condiciones del clima. Este contagio se agrava debido a la convivencia o hacinamiento de personas sanas y enfermas en lugares cerrados, como una sala de clases. Se estima que por cada enfermo hay dos o más personas contagiadas.

Por esta razón, es de suma importancia proteger y fortalecer el sistema inmunológico de nuestros hijos a través de una alimentación adecuada . En la dieta diaria de los niños para esta época de frío se recomienda la presencia de suficiente cantidad de vitaminas y minerales.

– El consumo de alimentos con vitamina C

Ayudará a fortalecer el sistema inmunológico y evitará los resfriados. Las fuentes más importantes de donde podemos obtener vitamina C son las frutas y las verduras, en especial los cítricos.

Frutas

  • limón
  • naranja
  • toronja
  • mandarina
  • fresas
  • kiwis
  • mango
  • guayaba
  • papaya

Verduras

  • zanahoria
  • jitomate
  • pimientos
  • la familia de las coles

La miel también es un alimento muy importante en la dieta fortalecedora de nuestros niños.

 

– La Lisina

Otro elemento que puede ayudar notablemente durante el invierno. Es un aminoácido esencial que ayuda al óptimo aprovechamiento de los alimentos produciendo mayor energía; favorece el apetito de manera natural y contribuye al fortalecimiento del sistema inmunológico de los niños.

Debido a que la lisina es un aminoácido que no produce el organismo, se debe obtener de los alimentos y administrarse en dosis adecuadas todos los días del año. Las fuentes más ricas de lisina son proteínas animales tales como carne y pollo, pero también es encontrada en productos lácteos, huevos y frijoles.

Además de las infecciones respiratorias agudas, las enfermedades diarreicas (en especial el rotavirus) también se desarrollan con mayor fuerza durante el invierno, asi que además de alimentar adecuadamente a los niños, las instituciones de salud recomiendan Las Vacunas y tomar estas simples precauciones, muy en serio:

 

  • Cuida a tus pequeños y en caso de que enfermen, no los mediques sin supervisión médica.
  • Evita someterlos a cambios bruscos de temperatura (utiliza bufandas, guantes y gorros) y procura que beban mucha agua.
  • Es preferible bañarlos por la noche, secando bien su pelo, que en la mañana antes de salir.
  • Evita la exposición a contaminantes ambientales. No fumes en lugares cerrados y cerca de niños, ancianos y personas enfermas, ya que el humo de cigarro exacerba el padecimiento.
  • Supervisa la higiene de sus hijos.
  • De preferencia coman en casa, ya que los alimentos son más nutritivos y más económicos, y si tienes que comer fuera, revisa que el lugar este limpio

 

¡Ya lo saben mamás! Este invierno los pequeños sí pueden estar sanos y felices, y tu te puedes ahorrar muchos dolores de cabeza y remedios caros si sólo tomas algunas precauciones. No te olvides de compartir esta nota y revisar nuestros enlaces relacionados:

 

5 consejos para que tus hijos coman frutas y verduras

¡No quiero eso verde! Logra que tu peque coma verduras

¿Tu bebé no come fruta? Sigue estos 7 tips

Prev
Next Protege a tus hijos: 5 consejos para este invierno

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment