Falsos mitos sobre las cesáreas

Falsos mitos sobre las cesáreas

Antiguamente, el parto por cesárea se consideraba un mal hábito entre las madres y casi no era recomendado por los doctores expertos. Sin embargo, hoy la historia es muy diferente y las mujeres embarazadas tienden a optar por esta cirugía.

El parto normal o vaginal es la forma natural en la que los bebés nacen, pero a veces es necesario la realización de un procedimiento quirúrgico denominado cesárea, en el que por medio de una incisión en el abdomen se extrae al bebé y a la placenta del útero materno. Hoy en Revista Carrusel, te mostramos algunos mitos falsos que se generan con respecto a este tipo de operación:

 

  • “La cesárea es una operación sencilla”. FALSO: La operación cesárea ha mejorado su técnica en los últimos tiempos, pero no deja de ser una operación quirúrgica con riesgos. Además, la recuperación es mucho más extensa que la de un parto normal.
  • “El parto vaginal daña la pelvis”. FALSO: No existen estudios que corroboren esto. Se tiende a pensar que causará daños como la incontinencia urinaria, pero hasta el momento nada lo comprueba.
  • “La madre puede optar por una cesárea siempre que quiera”. FALSO: Muchas madres tienden a pensar que pueden ellas decidir qué tipo de parto tendrán, pero todo depende de su estado físico y lo que determine su doctor.
  • “Hoy en día casi todos los partos son por cesárea”. FALSO: La mayoría de los partos siguen siendo por vía vaginal, y así se debe procurar siempre que sea posible.
  • “Parir es más doloroso” FALSO: Estudios señalan que las cesáreas duplican la posibilidad de que la madre enferme, incluso muera, en comparación con el parto vaginal. 
  • “Tienes la presión alta/diabetes, vamos a hacerte la cesárea la próxima semana”. FALSO: Antes de recurrir a una cesárea, hay que analizar la condición de salud de la madre. El porcentaje de mujeres que necesita que se termine el embarazo por medio de una cesárea es muy bajo.
  • “Después de las 40 semanas, tu bebé está en riesgo”. FALSO: Cuando el bebé está listo para la vida fuera del vientre de la mamá, le envía una señal al cuerpo de la madre para que inicie el trabajo de parto. Los embarazos pueden durar de 38 a 42 semanas.

Y tú ¿qué prefieres? ¿Parto normal o por cesárea?

Prev Jugar al aire libre permite a los niños tener mejor vista
Next Panoramas familiares

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment