El uso del fórceps

El uso del fórceps

Se acerca el momento del parto y si nuestra opción es un parto vaginal debemos estar al tanto de cada detalle que implica este proceso. Ya hemos hablado de la anestesia, del trabajo de pre-parto, las contraciciones, pero hay un tema que no debemos soslayar.

Es así que en el diseño de nuestro plan de parto debiéramos haber podido conversar con el obstetra acerca de la posibilidad del uso de fórceps para extraer al bebé en caso que de ser necesario.

Para algunas mujeres la palabra “fórceps” es desconocida, para otras no tanto porque saben que nacieron con ayuda del instrumento o que algunos de sus cercanos nacieron apoyado por él. Las hay también que al oir del intrumento se angustían.

¿En qué momento se utiliza el fórceps?
El uso de este instrumento obstétrico que es muy parecido a unas tenazas o cucharetas se aplica en la fase de expulsión del bebé.

Para su utilización el cuello del útero debe estar totalmente dilatado y la cabeza del bebé debe estar completamente en el canal del parto.

El fórceps se aplica en los laterales de la cabeza del bebé a la altura de las orejas para ayudarlo a salir y se considera su uso cuando por sí sólo el bebé no logra avanzar en la cavidad pélvica, cuando las contracciones son muy débiles, cuando el trabajo de parto ha sido muy prolongado o la mamá ya no tiene fuerzas para pujar.

Consecuencias del fórceps
Un fórceps bien aplicado y en el momento adecuado no debiera tener consecuencias.

La mayor parte de las veces lo que queda como consecuencia es una marca en la piel del bebé que con el paso de las horas desaparece, no se trata de una herida si no de una marca por la presión de la tenaza.
Igualmente, el tiempo que el bebé haya estado en el canal del parto también podría afectar su apariencia al nacer. Nos referimos a los bebés que nacen con sus cabecitas alargadas, esto corresponde a una adaptación plástica del propio bebé para acomodarse por el lugar donde debe bajar y nacer.

Hay que tener en cuenta que un mal uso del fórceps puede ser dañino para el bebé. Se han reportado diferentes tipos de lesiones en los bebes debido a un uso inadecuado de este implemento. El médico debe informar a los padres sobre los riesgos y evitar su uso si no es estrictamente necesario.

¿Qué pasa si fracasa el fórceps?
Si el fórceps no permite ayudar al bebé en su descenso y expulsión del canal de parto la opción es la aplicación de cesárea. Es una decisión que se adopta muy rápidamente por el equipo médico que te asiste y donde no hay mucho que opinar, dado que de la decisión que se adopte dependerá el estado de salud de tu bebé.

Otra opción una ventosa obstétrica
La ventosa obstétrica se utiliza en otros países como alternativa al fórceps.

Funcionan como un aspirador y su aplicación consiste en que el médico introduce el instrumento hasta fijarlo en la cabeza del bebé y, ayudado por las contracciones, va sacando el bebé hacia el exterior.

Al igual que los fórceps, las ventosas sólo se utilizan durante la fase de expulsión y sólo cuando existen evidencias de sufrimiento fetal o en el caso de prolongación excesiva del periodo expulsivo.

Con la colaboración de Olga Contreras Leiva, Matrona Hospital Sótero del Río.

Prev La sal suaviza tu piel
Next “Echando a perder se aprende”

3 Comments

  1. QUERIA SABER, EN QUE MOMENTO, CUANDO ES LA HORA DEL PARTO SE DAN CUENTA QUE EL BEBE VIENE CON EL CORDON ENRREDADO, SI ANTES TENIA ANTECENETNTES QUE EL BEBE VENIA BIEN, Y NO TENIA EL RIESGO DE QUE TUVIERA ALGUNA COMPLICACION.

    Y TAMBIEN OTRA PREGUNTA ¿CUANTOS CENTIMETROS MIDE EL CORDON UNBILICAL DE LA MAMA AL BEBE? Y QUE TANTO LE CORTAN Y LO DEMAS DEL CORDON EN DONDE QUEDA?!!!!
    SON PREGUNTAS MUY TONTAS PERO SI IMPORTANTES

    Reply

Leave a Comment