Una herramienta pedagógica, y un objeto emotivo y perdurable

El Álbum Memorias de Mi Infancia ha tenido una transformación sorprendente; de su origen en que se planteaba “guardar la historia de un año de vida en imágenes” a la vinculación con el aspecto pedagógico.

Esta positiva transformación que ha tenido en su proceso de desarrollo, nos lleva a presentarlo como un potente material de apoyo pedagógico para la educación infantil; y a la vez como un objeto emotivo y perdurable que formará parte de la vida de las niñas y niños, de su familia y de su futuro.

Creemos en la influencia positiva y en el impacto que este proyecto generará, y los invitamos a ser parte de esta experiencia y participar de esta iniciativa que será sin duda un aporte a la Educación y desarrollo integral de nuestras niñas y niños, integrando positivamente al grupo familiar.

El proyecto se estructura sobre las Bases Curriculares de la Educación Parvularia como marco orientador; y se presenta con la capacidad de la flexibilidad para ser adaptada a las distintas modalidades, programas y contextos; incorporando a la familia como base y principio de la educación infantil en trabajo conjunto con la Educadora en las distintas instituciones Educacionales, Jardines Infantiles y Colegios.

Su objetivo esencial es generar un Soporte Gráfico Educativo a través de la incorporación de los hitos que marcan un año de vida de los niños y niñas en distintos ámbitos reforzando la memoria en distintos niveles a través de la asociación visual; y proyectarlo a concretar una secuencia de varios años de vida atesorados como recuerdos tangibles.

Entre sus principales características se destacan:

El Book o Álbum Memorias de Mi Infancia, como un SGE se presenta como un recurso pedagógico tangible, contextualizado y con un claro sentido de pertenencia; lo que permite el descubrir y/o comprender diversas situaciones.

Permite la integración de las distintas actividades que se desarrollan en espacios familiares o educativos en diferentes contextos.

Plantea a través de la estructura que lo conforma un trabajo constante al incorporar los principales hitos y acontecimientos que se suceden en el transcurso de un año.

Incorpora a la familia en un trabajo conjunto y a la vez independiente; fortaleciendo el rol educador del grupo familiar y enriqueciendo su relación con la Educadora.

Potencia la presencia de la memoria emotiva dentro del proceso pedagógico; ya que como soporte integra diferentes ámbitos para los niños; el propio yo, el contexto familiar y la pertenencia a una cultura nacional y su inclusión en el mundo.

Presenta una estructura de desarrollo que sigue las líneas progresivas de la educación; con una estructura flexible y adaptable a los criterios de las educadoras integrando el aspecto emotivo y permitiendo su uso en distintos niveles; potenciando el conocimiento de la propia identidad, el entorno que habita, los distintos eventos anuales, y con espacios abiertos y de información práctica. Como experiencias en el aprendizaje potencia además la convivencia y la comunicación.

• El Álbum “Memorias de Mí Infancia” potencia de forma importante el concepto de Participación, incorporando a cada niña y niño, a los educadores, al grupo familiar y social. Así se transforma finalmente en un objeto personal perdurable y de gran valor para las familias… un recuerdo tangible.

Aportes y proyección.

• El Book o Álbum “Memorias de Mí Infancia” se define como una herramienta pedagógica, y un objeto emotivo tangible; se destacan los aportes propios del proyecto, y su proyección en el tiempo.

• Se plantea como una herramienta complementaria en el quehacer de los educadores y se potencia su uso transversal a nivel social, con la característica de flexibilidad al lograr adaptarse a diferentes contextos y realidades, respondiendo a la planificación de cada nivel atendido.

• También se plantea como un objeto emotivo, pues incorpora por una parte la fotografía como elemento fundamental del proyecto; y por otra permite la intervención directa “de puño y letra”, tanto por parte de los niños, como de su entorno familiar. Es decir, se concreta una personalización directa, la que será valorada en el futuro por cada uno de los niños.

• Como proyección, se plantea un punto que lo enriquece profundamente. El potencial de guardar una secuencia de la propia historia de cada niña y niño; a través de ediciones anuales, que serán coleccionables, dejando plasmado su crecimiento personal.

• Por último, se plantea este proyecto en el contexto del Bicentenario, marcando una profunda huella en el presente y futuro de cada dueño/usuario; abriendo así un nuevo espacio creativo, vinculando de forma integral distintas áreas dentro del contexto de la pedagogía y la educación.

La fotografía, una herramienta de potencial desarrollo

Se plantea la posibilidad de que en los establecimientos educacionales las fotografías de los distintos eventos que se celebran puedan ser realizadas por las propias educadoras, considerando una capacitación simple para el uso de cámaras fotográficas digitales y la optimización para la impresión de las imágenes. Centralizando la impresión de las fotografías el valor promedio sería de aprox. $150 c/u. El beneficio en cambio tiene el valor inestimable de conjugar en una herramienta pedagógica el aspecto educativo y emocional guardando un año de vida en imágenes, el crecimiento de cada niño y niña y su relación con el entorno.

Se fortalece con esto un vínculo muy potente entre la comunidad y cada unidad educativa; aportando a las propias relaciones sociales en Chile.

Prev Futuras madres: Ojo con los temblores
Next Avanzado test genético detectaría mejor el autismo

1 Comment

Leave a Comment