Inducción al parto: Lo que hay que saber

Inducción al parto: Lo que  hay que saber

Inducción al  partoSi bien lo ideal es que el parto siga su curso natural, en algunas ocasiones se hace necesario inducirlo, ya que puede traer problemas a la madre o al bebé. Esta inducción se realiza a través de medicamentos y otras técnicas que llevan a generar las contracciones para el nacimiento del niño.

Esta situación, sin duda, trae la preocupación de los padres, pero en la actualidad no se realiza tan comúnmente como antes, sino sólo cuando haya una verdadera necesidad médica, ya que puede que el cuello del útero aún no se encuentre preparado, lo que llevaría a una cesárea.

Dentro de los factores más comunes para llevar a la inducción del parto se encuentran el rompimiento prematuro de la fuente, la preeclampsia, el retraso del nacimiento del bebé en más de dos semanas (42), la infección uterina corioamnionitis, factores de  riesgo en el embarazo como diabetes gestacional, retardo en el crecimiento fetal, hipertensión, etc.

Los casos en que se hace una cesárea en vez de una inducción, ya que pueden traer riesgos, son los siguientes:

-Tener placenta previa, que es cuando la placenta crece en la parte más baja del útero y cubre toda la abertura hacia el cuello uterino o una parte de ella.

-El bebé tiene el cordón umbilical enrollado en el cuello.

-Cuando la guagua se encuentra de “potito” o trasversal, de modo que no puede salir primero su cabeza.

-Estar embarazada de mellizos, gemelos o más bebés.

-Tener herpes vaginal

-Tener más de una cesárea u otra cirugía uterina

En caso de necesitar la inducción, hay métodos naturales y, por ende, mucho más amigables, para propiciar esta situación:

-Las relaciones sexuales: Tener un orgasmo puede estimular las contracciones, reduciendo la necesidad  de inducción.

Caminatas: El simple hecho de caminar provoca contracciones uterinas.

Estimulación del pezón: Un masaje o la succión de esta zona puede ayudar en estas instancias, ya que aumentan la oxitocina en la sangre, una hormona que facilita el parto y la lactancia.

Si bien estos métodos naturales no conllevan ningún riesgo para la salud de la madre o el bebé, son menos efectivas que los procedimientos médicos. De todas maneras nunca están de más.

Lee además:

¿Qué es más recomendable: Una cesárea o un parto vaginal?

Prev MIM: nueva Sala de Energías Renovables
Next ¿Se puede hacer dieta estando embarazada? [Foro]

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment