Kinesiólogo ¿Cuál es su labor en enfermedades respiratorias?

Kinesiólogo ¿Cuál es su labor en enfermedades respiratorias?

Llega el invierno, el frío, los cambios de temperatura y la humedad  que influyen significativamente en la propagación de enfermedades respiratorias, en especial en los niños más pequeños, y es por esta razón que muchos terminan siendo derivados al kinesiólogo, sobre todo los que presentan diagnósticos que afectan a los bronquios y pulmones,  esta visita genera muchas dudas e incluso algunos temores.

La Kinesiterapia Respiratoria corresponde a una serie de maniobras destinadas a eliminar las secreciones en la parte por la que fluye el aire en dirección a los pulmones (vía aérea) y aumentar la capacidad pulmonar del menor que se ha visto disminuida producto de la patología que lo afecta.

Para esto se realizan maniobras con las manos, como vibraciones y presiones hechas sobre el tórax, drenaje bronquial, y ejercicios respiratorios voluntarios, por ejemplo al niño que respire por la boca o que tosa. En menores de un año es más difícil recibir respuestas voluntarias, por lo que será necesario realizar otro tipo de ejercicios, como cambios de cúbito o en la posición en que se encuentra bebé: hacia la derecha, izquierda, boca abajo o hacia arriba, sumado a masajes laterales, además vibraciones, presiones, estimulación de tos e incluso se puede llegar a la aspiración de secreciones.

¿Cómo podemos saber si nuestro hijo necesita Kinesiterapia Respiratoria?

Debemos poner atención a la disminución del ánimo, del apetito (en el caso de lactantes que no desee amamantar), presencia de fiebre, tos y a su forma de respirar. Es muy importarte verificar el modo y frecuencia de su respiración, que sus costillas no se hundan ni haya tiraje en el sector del cuello. Un niño de tres meses por lo general presenta una frecuencia respiratoria mayor que un niño de tres a cuatro años. Normalmente un bebé de tres meses tiene una frecuencia respiratoria de 35 respiraciones por minuto; un niño mayor de tres años de 30; y un adulto de 15 a 16.

Pese a lo anterior, antes de pasar a la terapia kinésica, el niño debe obligatoriamente visitar al pediatra, quien le solicitará exámenes para determinar la patología existente, entre ellos probablemente requerirá Radiografías de Tórax.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes por las que se deriva a Kinesiterapia Respiratoria?

Las principales son las Bronquitis Obstructiva (inflamación y estrechamiento de la vía aérea y presencia de flemas acumuladas en su interior), Neumonías (enfermedad infecciosa e inflamatoria que consiste en la infección de los espacios alveolares de los pulmones) y Atelectacias (estado de colapso y falta de aire en una zona o todo el pulmón). O cuando el paciente no es capaz de ventilar el pulmón de forma adecuada y por si solo.

¿Cuánto dura la kinesiterapia?

Dependiendo de la patología del niño(a) la terapia puede durar normalmente entre 3 a 15 sesiones, de entre 15 a 20 minutos cada una.

¿En que período de la vida de un niño es más frecuente esta terapia?

Si bien no hay una edad específica, existe una explosión de consultas cuando los menores empiezan a asistir a la sala cuna o jardín infantil, debido a que aumenta la permanencia de los niños en lugares cerrados y el contacto con otros menores posiblemente enfermos.

¿Qué precauciones hay que tomar antes de realizar el tratamiento?

El niño no debe ingerir alimentos por lo menos una hora antes de la terapia. La posición horizontal en la que se encuentra, sumado a las presiones realizadas en su tórax, pueden causar vómitos. Además se corre el riesgo de que el menor lo aspire por la vía área.

¿Es normal que los niños lloren durante el tratamiento?

Es normal, pero no lloran por dolor. Por temor, los niños asimilan este tratamiento como una agresión y no como un beneficio, ya que desde su mirada, un extraño los “ataca” frente a sus padres y ellos no hacen nada para evitarlo. Ante esto, obviamente el niño va a llorar. Hay que aclarar que para efectos del tratamiento no es mejor ni peor que el niño llore.

¿Cómo se debería comportar el niño luego del tratamiento?

El menor quedara agotado y posiblemente se quede dormido, si es que durante la terapia lloró mucho. También pueden presentar tos seguida de eliminación de flema, lo cual es normal. Es por ello la ingesta de líquidos deberá realizarse media hora después de la sesión, si es que el niño lo requiere. No obstante, estos efectos; el niño estará más aliviado y debería tender a dormir mejor.

¿Es posible que producto del tratamiento se rompa alguna costilla?

Las mamás temen mucho a que producto de las maniobras realizadas al menor, se le rompa una costilla. Es importante entender que la caja torácica de un niño o un lactante es sumamente flexible, muchos más que los adultos. Por ello es muy difícil que las costillas resulten afectadas.

¿Es recomendable realizar la Kinesiterapia en el domicilio del paciente?

Es bastante aconsejable que los profesionales vayan a los domicilios, pues es probable que el niño se contagie de otra enfermedad al tener contacto con otros menores en la sala de espera. En la actualidad se cuenta con equipos portátiles que permiten el trabajo en el hogar del paciente, como saturómetros, aparatos para terapia inhalatoria y bombas de aspiración de secreciones.

¿Qué recomendaciones se deben tener presentes para evitar las enfermedades Broncopulmonares?

Evitar lugares cerrados donde los niños puedan tener contacto con menores enfermos y donde las condiciones de ventilación no sean las apropiadas. Evitar llevarlos a la sala cuna o jardín infantil, si no es estrictamente necesario. Tener cuidado con los cambios de temperatura. Evitar abrigarlos demasiado, si esto ocurre, los niños transpiran, les baja la temperatura, se enfrían y corren el riesgo de resfriarse.

Prev Importancia de la Amistad en los niños
Next Vacaciones entretenidas con poco presupuesto

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment