Kinesiterapia respiratoria infantil

Kinesiterapia respiratoria infantil

¿Qué es la kinesioterapia respiratoria infantil?

La Kinesiterapia respiratoria infantil consta de una serie de técnicas y maniobras, basadas en el conocimiento del funcionamiento del aparato respiratorio, que tienen como objetivo complementar el tratamiento médico de diversas patologías respiratorias que afectan a los niños.
A través de estas técnicas se busca lograr una mejor ventilación pulmonar, asegurando la entrega de oxígeno a los diversos sistemas corporales.

¿Cuáles son las patologías respiratorias más comunes que requieren de apoyo kinésico?

Las patologías más frecuentes que se tratan con Kinesiterapia respiratoria infantil son:
– Síndrome bronquial obstructivo (SBO)
– Bronquitis
– Neumonías
– Bronconeumonias
– Bronquiectasias
– Asma
– Atelectasia

¿Qué objetivos persigue la kinesiterapia respiratoria?

El propósito de la kinesiterapia respiratoria es prevenir, tratar o revertir la disfunción pulmonar, evitando el deterioro en el transporte de oxígeno y así reducir intervenciones invasivas.

Con la kinesiterapia respiratoria se busca:
– Optimizar el intercambio de gases a nivel alveolo-arteria, donde se entrega el oxígeno a la sangre y de ahí al resto del cuerpo y la expulsión del CO2 (desecho metabólico) hacia el exterior del organismo.
– Favorecer la evacuación de las secreciones desde el aparato respiratorio, mejorando la permeabilidad de la vía aérea y evitando la sobre infección de éstas mismas.
– Favorecer una adecuada distribución del flujo aéreo.
– Mejorar la ventilación pulmonar.
– Estimular la función muscular respiratoria.
– Re-expansión pulmonar o de segmentos pulmonares colapsados (Atelectasias).

¿Cuáles son las técnicas más comúnmente empleadas en la kinesiterapia respiratoria?

Son diversas las técnicas que puede utilizar un kinesiólogo(a) dependiendo de la edad del paciente, sus condiciones, la patología que presente, etc.

Algunas de las maniobras manuales son:
– Presiones torácicas
– Descompresiones
– Vibraciones
– Vibropresiones
– Shaking
– Bloqueos de ciertos segmentos pulmonares
– Tos asistida o estimulada
– Cambios de posiciones para favorecer la ventilación en ciertos segmentos pulmonares
– Aspiración de secreciones bronquiales, mediante el uso de bombas de aspiración

En niños más grandes se pueden realizar ciertos ejercicios respiratorios que favorezcan la eliminación de secreciones y la movilización de mayores volúmenes pulmonares, ya sea con la ayuda de dispositivos como son el “triflow” o sin ellos.

¿Cuándo debieras acudir al servicio de Urgencia con tu hijo?

Hay ciertos síntomas y signos que nos indican que el niño no está ventilando bien y debieras acudir a la urgencia, ya que requerirá de mayor soporte (por ejemplo, la administración de oxígeno). Los más característicos son:

– Dificultad respiratoria.
– Cianosis (color azulado) en los labios durante el llanto, en reposo o generalizada. Cuando sucede en el llanto es de menor gravedad que cuando ocurre de manera generalizada.
– Retracción de las costillas. De menor a mayor gravedad: Subcostal (bajo las costillas), intercostal (entre las costillas), supraclavicular (sobre la clavícula, en el cuello).
– Aleteo nasal.
– “Silbido” en el pecho.
– Disminución del apetito.

¿Qué beneficios pueden obtener los pequeños con estas sesiones?

Una vez logrado los objetivos mencionados anteriormente, se observa que el niño respira con menos dificultad logrando mejorar la calidad de vida del menor. El niño logra dormir mejor y alimentarse de manera adecuada.

Revisa también:

Ojo con la alergia infantil a los frutos secos en navidad
¿Qué hacer cuando los niños no reciben el regalo esperado?
Consejos para el niño que muerde

 

 

Prev Olimpiadas de párvulos en San Miguel
Next [Vídeo] ¿Recuerdan al Conde Pátula?

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment