Lactancia prolongada, sinónimo de buena salud

Lactancia prolongada, sinónimo de buena salud

images

Son múltiples y conocidos los beneficios de la lactancia materna en los niños y en la madre. Pero ¿influye, además, el tiempo que la madre dé pecho en el posterior desarrollo del pequeño? Estudios revelan que sí, que mientras más pecho se dé, tendremos niños más sanos.

Diversos estudios demuestran que los niños que son amamantados por más tiempo tienen un mayor coeficiente intelectual y mejor rendimiento académico. Uno de éstos, a cargo del doctor Bernardo Lessa Horta, demostró que aquellos niños que habían sido amamantados por más tiempo, se convertían en adultos más inteligentes y con mejores empleos y salarios. Si bien esto último podría verse influenciado por la situación socioeconómica de la madre, los investigadores tuvieron en cuenta esa variable y aseguran que la situación económica previa no tuvo gran influencia en los resultados.

Horta argumenta que aquellos niños que no fueron amamantados de bebés muestran un peor desempeño cognitivo, menor tiempo de escolarización, peor inserción en el mercado laboral y peor nivel de vida. Los niños que habían tomado leche materna por al menos un año presentaban en promedio un coeficiente intelectual cuatro puntos mayor, casi un año más de escolarización y un salario mensual 10 dolares mayor respecto a aquellos que habían sido amamantados durante un mes o menos.

La leche materna es el mejor alimento para el bebé. De hecho, la OMS recomienda que todos los niños menores de seis meses sean alimentados exclusivamente de leche materna y que ésta se complemente con los otros alimentos hasta los dos años. Dentro de los beneficios de la lactancia materna podemos mencionar que se refuerza el sistema inmunológico de los niños, y los protege contra enfermedades como la neumonía y la diarrea.

Además, hay otros beneficios, tales como:

-Aspectos afectivos y sociales: favorece el vínculo madre e hijo, mejora el coeficiente intelectual.

-Nutrición: aporta la nutrición óptima y garantiza la curva de peso adecuada evitando la obesidad.

-Además, aporta anticuerpos para la defensa contra las infecciones, reduce el número de infecciones y cuadros respiratorios, reduce la constipación, los cólicos y el reflujo. Así, queda en evidencia que no sólo es importante que los bebés amamanten, sino también que lo hagan por más tiempo. En Brasil existe una red de 212 bancos de leche humana, que ha permitido alimentar a 182.623 bebés prematuros y recién nacidos de bajo peso que han salido adelante gracias a la leche de mamás donantes.

En Chile,  La Liga de La Leche es una organización no gubernamental sin fines de lucro que promueve y apoya la lactancia materna con un estilo de crianza que valora la maternidad, lo que tiene como resultado grandes beneficios para la salud física y emocional de la familia.

En recintos asistenciales como Clínica Las Condes cuentan con un programa para apoyar y asesorar a las madres en períodos de lactancia. Mayor información en: 26 10 8000 o en la página: www.clinicalascondes.cl

En Amamanta, Clínica de Lactancia, se ofrece un servicio integral a domicilio para madres en periodo de lactancia donde enfermeras universitarias especialistas en cuidados de recién nacidos y técnicas de amamantamiento le brindan asesoría y apoyo a la madre, y en qué lugar mejor, que su propia casa. Mayor información en: contacto@amamanta.cl o al teléfono: 022 6787100

En los centros de salud públicos también existe una permanente preocupación por realizar acciones de protección, promoción y apoyo de la lactancia materna. Se sabe con certeza que la leche materna es el alimento más adecuado para el desarrollo del lactante. Recientemente en el hospital de Achao (pueblo del Archipiélago de Chiloé) se realizó un taller de lactancia a cargo de la matrona Isabel Mancilla, quien sostuvo que:  “la lactancia materna es la forma de alimentación que le proporciona los nutrientes en calidad y en las cantidades adecuadas de acuerdo a las necesidades que tiene el recién nacido, por ello la importancia de recomendar que el niño reciba leche materna en forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida y que constituya parte importante de la alimentación hasta los dos años”.

RAZONES PARA NO AMAMANTAR

Por diversas razones, de índole laboral o personal, algunas madres deciden no seguir amamantando a sus bebés, o de plano no amamantarlos. No se debe juzgar a quienes opten por esa vía, pero sí es imprescindible recalcar los múltiples beneficios de la leche materna para el bebé y su vida adulta.

Para conocer las claves de la lactancia materna y el paso a paso sobre cómo amamantar, pueden ingresar a: http://localhost:8888/carrusel/las-10-claves-de-la-lactancia-materna/

Prev Carta abierta a padres modernos
Next Panoramas de fin de semana (13 al 16 de agosto)

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment