Los 7 problemas que no deberías resolver por tus hijos

Como padres quisiéramos que nuestros hijos e hijas jamás tuvieran que lidiar con problemas o situaciones problemáticas o difíciles y muchas veces corremos a solucionar o prevenir lo que sabemos les va a doler. Sin embargo, son estas situaciones y problemas que enseñan a los niños y los obligan a desarrollar estrategias y herramientas para resolverlos. Estas herramientas son esenciales para que se puedan desarrollar de forma sana siendo capaces de tolerar la frustración, negociar, esforzarse, valorar las cosas, etc. Un adulto sin estas habilidades básicas lo pasará muy mal.

Frustración

¿Cómo manejas la frustración día a día? ¿Es una técnica que te funciona? ¿Quieres que tu hijo o hija lo haga de la misma forma?
Gran parte de los problemas que muchos jóvenes y niños tienen hoy va en la poca capacidad para soportar la frustración. El sentirnos frustrados nos hace perder la concentración, nos enoja y no nos permite avanzar. Una forma simple y concreta de describir esta sensación en AAAAHHHRRRGGGG!!!!! Para los adultos es exasperante y aún más para los niños que cuentan con menos herramientas para lidiar con ella de forma constructiva.

La mayoría de las personas piensan en la frustración como una emoción negativa, sin embargo no lo es. Es una emoción que nos ayuda a evolucionar y lograr nuestras metas. Cuando nos frustramos por no poder alcanzar un objetivo, nos esforzamos más para poder lograrlo.

El problema con la frustración es que cuando no se maneja se puede convertir en ira, en enojo. La ira es una emoción, que también tiene dos lados. En un comienzo es buena ya que nos motiva, sin embargo puede volverse peligrosa. Los niños se tensan, pierden su coordinación y concentración y se enfocan tanto en tu rabia que pierden de vista los detalles que los pueden ayudar a solucionar el problema. Esto puede resultar en que después de variados intentos frustrados, la rabia se apodere de ellos y dejen de intentarlo, pierdan la motivación.

Entonces, ¿qué haces cuando tus hijos se frustran? Practica lo que predicas. Si ellos te ven frustrada y pierdes el control, ellos aprenderán lo mismo. Modela el comportamiento adecuado. Si es necesario, deja la actividad o situación que está causando la frustración y vuelve cuando estés mas tranquilo(a). Busca opciones, prueba soluciones diferentes, consulta a otros, etc. Si ves a tus hijos frustrados, reconoce que ves lo que pasa y ayúdalos a encontrar una solución.

Aburrimiento

Mamá/papá, estoy aburrido(a)….. ¿Qué respondes a esta pregunta? No tiene nada de malo estar aburrido.
El aburrimiento ha desaparecido de la vida infantil hoy en día, y así también la oportunidad para imaginar, crear, relacionarse, etc. No existe una mejor ocasión para ser creativos que cuando estamos aburridos. Los niños pueden y deben sacar provecho de los tiempos de ocio, sin involucrar el celular o tablet, valiéndose de sus herramientas y cratividad. Déjalos que se aburran, puedes participar en lo que se les ocurra hacer para enretenerse.

No le gusta la comida

¿El menú siempre, o casi siempre, está al gusto de los niños? ¿Y qué pasa con los gustos de los grandes?
Sin duda el tema de la comida es un punto de conflicto en muchas casas y ante la tarea titánica que algunos padres deben enfrentar cada vez que los niños comen, es mejor dares en el gusto y que al menos coman.
¿Qué pasa con los gustos de quienes también viven en esa casa y son parte de la familia? Es parte de aprender a aceptar, negociar y tolerar el que los padres también tengan días en que su comida favorita está en el menú y los niños lo entiendan. No esperemos que los niñ@s coman caracoles o algún plato que sea muy fuera de lo común, pero si pueden aceptar comidas diferentes que a los padres les gustan. ¿Crees que es posible implementar este sistema en tu mesa?

Fracaso

Somos seres humanos y eso significa que fracasamos, una y otra vez. El miedo a fracasar implica una persona no toma riesgos, y, la mayoría de los logros de nuestras vidas se dan después de haber tomado algún riesgo.
Los niños necesitan equivocarse, necesitan aprender a través de su propia experiencia. Si ves que tu hijo o hija está mezclando los colores equivocados para crear el color verde, déjal@. La próxima vez sabrá que esos colores no hacen verde. El fracaso es una oportunidad para aprender, mejorar. No les quites esa experiencia y esa posibilidad.

Malgastar su dinero

Muchos padres no están seguros de cómo hablarle a sus hijos sobre el dinero. Si tu hijo o hija ya maneja una mesada, por muy pequeña que sea, es importante que la manejen y que comentan errores mientras viven con sus padres y no cuando sean más grandes y los errores se pagan mucho más caros. Si tu hij@ adolescente se gastó toda la mesada en un par de zapatos y no tiene dinero para el resto del mes,bueno, es una consecuencia de sus actos. Probablemente no volverá a cometer el miso error o al menos tomará medidas preventivas como ahorrar un poco antes.

Peleas con sus herman@s o amig@s

La familia es la primera sociedad a la que pertenecemos. después viene el colegio, amigos, trabajo, etc. Y es en este espacio donde los niños aprenden sus habilidades sociales como negociar, crear acuerdos, ceder, tolerar, escuchar, explicar un punto de vista, etc.
La forma en que los padres intervienen en las riñas de hermanos marca la forma en que ese niño o niña resolverá conflictos en el futuro. En un extremo están los padres que creen que los niños deben solucionar sus conflictos solos y no se meten. Por el otro lado están los padres “helicópteros” que manejan cada interacción de sus hijos. La primera generalmente deriva en una situación de la “ley de la selva” donde el hermano mayor maneja la situación y los chicos solo pueden obedecer. La segunda lleva a “niños de invernadero”, quienes no han socializado y están a la espera de que alguno de los padres intervenga.
La solución. Intervenir sólo cuando sea necesario y asegúrate de incluir a los niños en el proceso de resolución. Algunas habilidades que puedes enseñar para reforzar la resolución efectiva de conflictos son:

  • Empatía y entendimiento
  • Preguntas que identifiquen los gatillantes
  • Pedir disculpas y admitir errores
  • Llegar a acuerdos

Tareas y responsabilidades escolares

Las tareas son un tea entre profesores y niños. Tu responsabilidad como papá o mamá es ayudarlos si es que necesitan apoyo y entregarles las herramientas para que ellos puedan hacer su “trabajo” que son las tareas.

  • Guía a tu hij@ – no intentes controlarl@
  • Preguntate qué ha funcionado en el pasado
  • No más peleas cada noche porque no hace la tarea
  • Date un descanso si te sientes sobrepasad@ por la situación
  • Entrega el ambiente apropiado para hacer tareas
  • Deja que tu hij@ tome sus propias decisiones y que lidie con las consecuencias
Prev Tour y museo de la Selección Chilena
Next Panoramas de fin de semana (12 al 15 de mayo)

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment