Los dulces: Cómo controlar su consumo en los niños

Los dulces: Cómo controlar su consumo en los niños

Para un niño resulta muy difícil resistirse a la tentación de los dulces, ya que son de fácil alcance y, para qué vamos a negarlo, siempre resulta un placer comerlos. Sin embargo, estos alimentos en exceso pueden ser bastante perjudiciales, ya que son altos en azúcares y bajo en nutrientes, lo que incide en la salud y peso de tu hij@.

Aquí los padres deberán manejar el consumo de estos productos, enseñándole a los niños que no son cosa de todos los días, pero jamás catalogándolos de “prohibidos”, porque esto sólo aumentará sus ganas de comerlos y es muy probable que caigan en abusos cuando tengan accesos a éstos.

Tampoco es conveniente usarlos como premio cuando se hayan portado bien, cumplan con sus labores o simplemente para “calmarlos”, lo que resulta contraproducente, ya que aumenta su deseo por los dulces y condiciona su comportamiento.

Evita mantener un stock de caramelos en la casa y trata de dáselos sólo como “postre”, claro que en ningún caso como premio por haberse comido el almuerzo o la cena, ya que se estaría dando a entender que la comida saludable es algo “malo”.

Es una práctica común que, para entretener a los niños, se les instale a ver televisión comiendo “algo rico”, si bien puede mantenerlos “ocupados” por un buen rato, sólo estás fomentando una vida sedentaria y el sobrepeso.

Si bien estamos hablando de caramelos, las bebidas gaseosas también caen en esta categoría, por lo que debes acostumbrar a tu hijo a consumir más agua y jugos naturales.

Lo principal es explicarles a los pequeños la importancia de los alimentos con buenos nutrientes para su crecimiento y desarrollo.

Lee además:

Prev La disciplina en el aula de preescolar
Next El Blog de Catalina: Mi experiencia con la lactancia materna

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment