La magia del color en tu cabello

cabelloEl cabello es el marco natural de nuestro rostro y, como tal, siempre buscamos que se vea limpio, brillante y atractivo. Es por ello que en Carrusel te entregamos los mejores datos para los cuidados que debes tener al ponerle otro color a tu pelo.

Para cualquier teñido, puedes usar coloración no permanente o permanente. Las primeras son las que se venden en supermercados y farmacias, como Koleston de Wella y Garnier Nutrisse, entre otras. Éstas, regularmente son tono sobre tono, el pigmento va disminuyendo con el agua y duran aproximadamente 20 lavados, es decir, tienes que volver a teñirte en un corto plazo.

Las permanentes, como Majirel de L’oréal, Color Touch de Wella, o la Crema de Coloración de Color Fusion de Redken, son los productos utilizados en los salones de belleza y utilizan moléculas colorantes que interactúan con los pigmentos naturales de tu cabello para crear un color definitivo, por lo tanto, entregan mayor brillo al pelo teñido.

Un punto importante es distinguir muy bien el tipo de coloración que buscamos, ya que no es lo mismo ocultar canas rebeldes, que simplemente cambiar de tono para renovarnos. Para quienes están en el primer caso, sólo sirven las tinturas permanentes, ya que con las otras sólo se tonaliza la cana y no la tiñe, así es que después de 10 días la cana vuelve a aparecer. Paulina Millas, estilista integral, nos explica que “las tinturas no permanentes son recomendadas para resaltar nuestro tono natural, aportar brillo a nuestro cabello, matizar mechas, pero no para cubrir canas”.

En cambio, las permanentes sí son útiles para las mujeres menores de 40 años a quienes les gusta cambiar su apariencia física a través de los tonos en su pelo.

Preparación y cuidados

Para la estilista Verónica Rivera, aunque no hay productos que “preparen” el cabello para el teñido, sí hay algunas cosas que se pueden hacer. “Para las mujeres que no tienen tiempo para ir al salón, antes de la tintura, pueden aplicar aceites en el pelo seco o una crema para peinar y verán la diferencia”.

Una vez teñido, hay que iniciar los cuidados del cabello, ya sea con datos caseros o los acondicionadores que podemos encontrar en el mercado. Lo importante es que tengas un tiempo para dedicarle ya que hay que preocuparse de la hidratación, especialmente de las puntas que son las que mas sufren con los cambios de tonos.

“Utilizar un shampoo adecuado para cada tipo de pelo, sin agentes agresivos ya que el detergente o el alcohol, presente en algunos productos, resecan y dañan más la hebra capilar”, cuenta Millas. Además, lo recomendable es realizar periódicamente masajes en los salones de belleza, sin embargo, para quienes no puedan realizarlo profesionalmente, pueden hacer masajes capilares en casa con yogurt natural, aceite de almendras o aceite de oliva.

Tips

  • Un dato casero: una vez por semana moler una palta y se mezclarla con tu crema de peinar habitual, dejar actuar unos 10 minutos aprox. y enjuagar.
  • Recortar las puntas cada 3 ó 5 meses, esto evita tener las puntas partidas y le da más salud a tu cabello.
  • No usar el secador de pelo todos los días y, si es necesario, hidrata tu cabello con cremas y acondicionadores.
  • Utilizar el test de alergia cutánea cada vez que uses la coloración, ya que a veces los niveles hormonales pueden variar, ya sea por embarazo u otro.
  • Si tu cabello es muy largo, es recomendable usar dos pomos o packs de tintura para una cobertura total.
Prev Ganadores del concurso CU4RTO DISEÑO TE REGALA EL MURAL QUE SUEÑAS
Next La columna de Mamá Terapeuta: Una paternidad especial

0 Comments

Leave a Comment