Mamá primeriza: Cuando el parto se atrasa

Mamá primeriza: Cuando el parto se atrasa

Retraso del partoAl momento de confirmar la noticia del embarazo, lo primero que hacen los padres es consultar al médico por la fecha probable de nacimiento del bebé. Ésta se calcula en la semana 40 de gestación; sin embargo, puede atrasarse o adelantarse, ya que un embarazo normal puede variar entre las 38 y 42 semanas.

Frente a esta situación, de todas maneras aparece el temor y la ansiedad de los padres, ya que se corre el riesgo de insuficiencia placentaria. No obstante, hoy en día la tecnología permite monitorizar la condición de bebé mientras no nazca.

Pero ¿por qué puede retrasarse un parto? La verdad es que las razones pueden ser muchas, aunque la más común es un error de cálculo, ya que el médico presume que la concepción se realizó 14 días después de la última menstruación, pero muchas mujeres no tienen un ciclo de 28 días o son irregulares,  retrasando la fecha de parto.

Las mujeres que son primerizas también tienden a extender el período de embarazo, ya que necesitan un poco más de tiempo para que el útero se prepare para el parto. Asimismo, la forma del cuello del útero puede influir en el retraso, ya que debe “acomodarse” para el proceso.

La posición del bebé es otro de los factores que pueden demorar su nacimiento, ya que algunas veces no se encuentra con la cabeza hacia pelvis, sino que de potito. Además, el tamaño del cráneo de la guagua también influye, porque, de ser muy grande, no logra salir.

Por lo general, a la semana 41 el médico tratante monitorea el estado del bebé y decide si es necesario inducir al parto o aplicar una cesárea y así no poner en riesgo la salud de la guagua y de la madre.

Lee también:

¿Cuáles son las etapas del parto?

Beneficios y contraindicaciones de diferentes tipos de parto

Prev Edición Octubre: Especial Embarazo y Recién Nacido
Next ¿Cuál es el momento ideal para tener un segundo hijo?

About Author

1 Comment

Leave a Comment