Mamá realizada, mamá feliz

Mamá realizada, mamá feliz

CarlaZunino-11

El domingo celebramos nuestro día, para muchas la maternidad es una gran experiencia, lo mejor que te puede ocurrir en la vida. Un amor único, desinteresado, el más grande y puro. Para la gran mayoría de las mujeres la maternidad significa una transformación, un cambio de vida. Ya no debes velar sólo por ti, sino que también por ese nuevo ser al que tú diste a luz, y para el que debes estar presente siempre.
Pero este cambio de escenario a algunas mujeres les cuesta enfrentarlo. Sienten que son sólo mamás y se sienten culpables por volver a realizar las cosas de antes. Hasta sienten culpa por volver a trabar y retomar su rutina.
Sin embargo, son precisamente los niños quienes agradecerán que su madre se sienta realizada y feliz. A juicio de la psicóloga Margaret Galarce, es fundamental que la mujer se siga desarrollando y creciendo en los diversos ámbitos de la vida. “Si los niños observan a una madre activa, que se preocupa de sí misma y de su núcleo familiar, al realizar acciones como una rutina de ejercicios o preparar una comida para una ocasión especial, y mientras lo hace, les solicita colaboración a los hijos explicando los motivos del por qué lo realiza, los niños tendrán la percepción que se pueden efectuar distintas actividades porque su madre así lo hace”.

¿Cómo se maneja la culpa de las madres que trabajan todo el día y no pueden estar más tiempo con sus hijos?
-En este tema resulta fundamental la organización que posee la madre respecto a los distintos roles que debe ejercer a diario: esposa, madre, hija, jefe de hogar, trabajadora, entre otras. Es importante para esto en primer lugar, detenerse e identificar sus diferentes funciones para que esta reflexión le permita planificar su día a día, con metas u objetivos enfocados en su propia realidad y no en un deseo o estereotipo de madre ideal. Lo cual la orientará a realizar acciones basadas en sus características personales.
La experta agrega que es importante tener en cuenta que sentimientos como la culpa, no son colaborares a la hora de buscar soluciones, ya que al quedar atrapada en comprensiones como por ejemplo “no soy una buena mamá” o “me gustaría pasar más tiempo juntos pero no puedo”, no se logrará crecer en el rol materno, sino por el contrario, quedará fijada en el autoreproche. Realidad que no le permitirá desarrollarse plenamente ni en su rol de madre ni en el resto de sus actividades.

CARLA ZUNINO, PLENA
La destacada periodista de TVN y Canal 24 Horas, Carla Zunino nos cuenta su experiencia como madre trabajadora, y feliz.
¿Para ti es importante poder trabajar y desarrollar otras actividades para desempeñar mejor tu rol de madre?
-Absolutamente. Creo que poder compatibilizar te permite avanzar en dos dimensiones: por una parte te permite sentirte una mujer más capaz, más empoderada, más segura y, por otra, te permite dar el ejemplo a tu hijo para que entienda el valor del trabajo, para que entienda lo que es esforzarse por las cosas. Creo que mi hijo algún día se sentirá orgulloso de verme realizada, feliz, emprendedora y mamá.

¿Te has sentido culpable por no poder dedicar más tiempo a tu hijo Facundo, de un año?
-La culpa es una sensación casi natural de las mamás y obviamente que la he sentido. En mi caso, afortunadamente, he podido compatibilizar bien y estar mucho con mi hijo. Por lo mismo, ha sido sólo en casos puntuales, por suerte.
Creo que las mujeres tendemos a postergarnos por nuestros hijos y dejar de lado muchas cosas justamente para no sentir culpa. Hay que buscar el equilibrio y tratar de estar lo más posible pero también hacer cosas que te permitan desarrollarte como mujer, en lo personal. Eso genera un círculo virtuoso: si tú estás bien contigo misma, probablemente estarás mucho mejor para ser mamá.

 

Prev Panoramas de fin de semana (14 al 17 de mayo)
Next Ser padres es difícil y a veces muy chistoso

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment