La columna de Mamá Terapeuta: Consejos de etiqueta

por Sonia Castro, más conocida como Mamá Terapeuta

sillaruedas

A todos nos pasa. Hay situaciones que nos descolocan y no sabemos qué hacer. Es natural que las personas sin discapacidad no sepan cómo reaccionar al encontrarse con una persona con discapacidad, porque la mayoría no estamos familiarizados ni manejamos suficiente información. Afortunadamente, la solución es sencilla y evidente: compartir y conocer al otro.

Hay muchos sitios en internet que entregan consejos de etiqueta para la interacción con personas con distintos tipos de discapacidades. Yo hoy quiero compartir los consejos que nacen a partir de nuestra propia experiencia y que por lo tanto están orientados a la discapacidad física:

  1. No asumas nada, mejor pregunta si tienes verdadero interés. Los errores más comunes son asumir que un niño en silla de ruedas no puede hablar y asumir que un niño que no habla no entiende lo que escucha. Son funciones distintas e independientes. Al hablar con una persona con discapacidad, dirígete a ella y no a quien la acompaña.
  2. Cuando hables con alguien en silla de ruedas, en lo posible trata de sentarte frente a la persona para que el contacto visual sea de frente a frente. Esto puede hacer una diferencia muy significativa, por un lado resulta mucho más cómodo para la persona pero también se agradece la consideración del otro.
  3. Si en alguna situación crees que alguien necesita ayuda, ofrécela y espera a que te respondan antes actuar. Es posible que la ayuda sea innecesaria o incluso contraproducente. Ejemplo: el coche de mi hija está diseñado para bajar escaleras con facilidad, pero la gente siempre intenta ayudarnos pese a que insistimos en que por favor no lo haga. Lo grave es que todos toman el coche desde el fierro que está diseñado para plegarlo. Imagínense el resultado. Pregunten si necesitamos ayuda y esperen nuestra respuesta antes de actuar.
  4. Recuerda siempre que las personas con discapacidad son por sobre todo personas. Como tales tienen derechos, sentimientos, emociones, anhelos y opiniones igual que todos y merecen ser tratadas con dignidad y respeto.

Para aprender más pueden leer el manual Reglas de etiqueta frente a una persona con discapacidad de Judy Cohen o volver a lo básico y simplemente compartir con otros, aceptando y conociendo la diversidad: integrando.

Prev Carrusel te invita al mejor evento infantil
Next Enséñale a tu guagua a dormir toda la noche

0 Comments

  1. Lastimosamente hasta que nos toca vivir en carne propia las situaciones, es que le ponemos interés.
    Qué importante es hacer sentir a las personas como lo que son, personas y no objetos que están ahí sin sentir y entender, hablarle directamente y sonreir me ha traido regalos, ellos sonrien conmigo también, los niños te retroalimentan…:D

    Falta mucho verdad?? Hacer conciencia en los demás es un trabajo de todos. Gracias por tu colaboración.

    Reply
  2. Me parece excelente la información, la mayoría de las personas no conocen el mundo de la discapacidad, todos por cultura general deberíamos conocer lo que implica ser discapacitado; la población es ignorante a este tema y muchas veces se teme a lo que no se conoce, como conocer sobre este tema si en ningún lugar se informa sobre el, este es un muy buen espacio para que todos tengamos la posibilidad de conocer este hermoso mundo, y que todos tengamos la posibilidad de ser tratados de igual forma, que la discapacidad no sea un tema desconocido, esto me parece de suma importancia para la integración, me encanta este espacio donde podemos aprender cosas tan importantes como las que menciona Mama terapeuta.
    Gracias

    Reply

Leave a Comment