Maternidad en soledad, ser padre y madre a la vez

Maternidad en soledad, ser padre y madre a la vez

A medida que el niño crece y su pensamiento se vuelve más complejo, es necesario darle algunas explicaciones sobre su progenitor.

La mayoría de las  madres solteras, viven con el dolor de no poder compartir cotidianamente las penas y alegrías de ser madres junto a sus parejas, lo que resulta ser una carga doble con la que es preciso aprender a vivir y sobrellevar en beneficio de sus hijos.

Durante la crianza, las madres solteras se enfrentan a las típicas preguntas sobre el  papá de sus hijos y en esa situación se recomienda siempre dar respuestas consistentes y claras sobre el estado de su relación.

Es habitual que el padre no se haga presente y  se recomienda no decirle al niño, que su padre vive en otro lugar, porque con los años puede aparecer. De hecho, muchos padres aparecen cuando los niños son preadolescentes o cuando ya están en la etapa adulta.

No obstante, si el padre conoce al niño y quiere participar de su educación, es recomendable que la madre lo permita, pero al mismo tiempo regule su presencia. Hay que proteger a los chicos de relaciones inestables, por eso no es conveniente que el papá participe de manera constante.

Sin embargo, las madres tienen que poner especial cuidado en no hacer crecer en el niño falsas expectativas respecto a su progenitor. Además las mamás deben tener precaución al presentar una nueva  pareja, porque de ser algo pasajero, exponen a los niños a vivir una nueva pérdida.

Los psicólogos explican que a medida que el niño crece y su pensamiento se vuelve más complejo,  lo mejor es darle algunas explicaciones en el caso que las necesite.

Prev Cuidados de la piel en el postparto
Next Cuando la pareja no concuerda en la crianza

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment