Maternidad tardía y sus riesgos

Tener niños dejó de ser un hito, para convertirse en una decisión que requiere de dos realizaciones previas para la mujer: primero, el desarrollo en el plano profesional y segundo, haber disfrutado y madurado emocionalmente.

Lo anterior, según estudio realizado por María Montilva (2008) en mujeres profesionales en Santiago de Chile, que sostiene que la independencia económica es considerada base indiscutible de la autonomía y de la autorrealización y que – las mujeres- aprendieron a valorar ambos conceptos desde muy pequeñas, en la mayoría de los casos en oposición directa a lo vivido por sus madres.
Por otro lado, el estudio de Molina ME (2006), indica que muchas de las explicaciones de la postergación de la maternidad pueden relacionarse con la influencia de procesos culturales, la percepción de todos los derechos que se consideran adquiridos y el vivir en una época llena de posibilidades y de conquistas para la mujer, lo que se superpone con las exigencias de la maternidad, la que para muchas mujeres deja de ser representativa de la condición definitoria de ser mujer y de su valor como persona.
Concuerda con el análisis el sicólogo Giorgio Agostini quien nos comentó que básicamente la postergación de la maternidad en las mujeres –incluso más allá de los 40 años- se debe a que ella al igual que sus parejas priorizan hoy más que nunca la consolidación profesional.
Agrega que no le ha sido poco frecuente escuchar incluso mujeres de 35 años para quienes una pareja estable no es tema que definen que serán madres pero con la ayuda de un banco de espermios, tendencia que en el extranjero es cada día un poco más masiva.
Riesgos en la postergación de la maternidad
Pero postergar la maternidad también implica riesgos tanto para la mujer como para el feto.
“El embarazo y el parto son de mayor riesgo para las madres que tienen hipertensión arterial, obesidad y diabetes, todas patologías crónicas que son frecuentes a partir de los 40 años de edad”, dice el doctor Patricio Rodríguez, miembro de la Sociedad de Médicos Ginecólogos de la Región Metropolitana (www.tuginecologo.cl)

Pero los riesgos no terminan en las mujeres, los bebés de mujeres sobre las cuatro décadas son importantes en orden a posibilidad de presentar malformaciones congénitas u otras alteraciones de orden cromosómico como es el caso del Síndrome de Down, advierte el profesional que señala que por cada 106 partos de mujeres de 40 años 1 tendrá por resultado un niño con Down.

Prev Cuidados especiales para las uñas y la piel de nuestros hijos
Next Gana entradas para la función de Cantando Aprendo a Hablar

0 Comments

  1. Los Felicito por su importante informativo, tengo 26 y quiero ser madre a los 30 por algunos temas que ustedes mencionaron, estaba con la inquietud que tan riesgoso pudiera ser, espero que profundizen el tema con respecto a que tanto cambia el cuerpo despues de los 26..gracias y los felicito.

    Reply

Leave a Comment