¿Mi hijo repitió? Y ahora ¡qué hacemos!

Es final de año, es momento de hacer balances y existen ocasiones en que nuestros hijos no han sido capaces de lograr los aprendizajes esperados, produciendo la noticia de que ha repetido, apareciendo las culpas y el pensar en qué nos equivocamos.

En este tipo de situaciones cada caso es único, pero si se puede generalizar en ciertos aspectos en los cuales se debe tener consideración:

  • Acompañar al niño ya que éste deberá separarse de su clase, enfrentarse al fracaso y muchas veces a la sanción moral de sus compañeros. Lo anterior mermara su auotestima, produciendo tristeza y rabia.

Además debemos repasar lo que ya se hizo y lo que no se logró satisfactoriamente, como una herramienta a favor para incorporar nuevas responsabilidades y obligaciones, junto con realizar un análisis crítico de los aspectos que llevaron a esa situación. Para luego al comenzar el nuevo año escolar, tener claridad de lo que se debe hacer y centrarse en apoyarlo al adaptarse a los nuevos compañeros y tomar acciones para que este año sea diferente. Para lo anterior se deben tener: horarios establecidos de sueño, ocio, alimentación y estudios; interesarse por las actividades que realizan en el colegio; potenciar el cariño y la paciencia en los temas escolares; disponer de un lugar y horario preestablecido para sus tareas: respetar los momentos de juego y ocio; compartir experiencias propias y opiniones de sus hijos; evitar hacer comentarios negativos frente a las exigencias escolares o al criterio de los profesores.

  • Reflexionar sobre las situaciones llevaron a la reprobación del año. Pudo haberse debido a algunos conflictos en la familia afecten el rendimiento escolar o que existan problemas de aprendizaje o vinculación entre el alumno y sus compañeros o sus profesores. En todos estos casos, se deben tomar acciones al respecto para que no vuelva a ocurrir.
  • Evaluar si el establecimiento educacional es adecuado para el niño, ya sea en habilidades y conocimientos entregados, asi como la cantidad de estudiantes por curso, entre otras variables que podrian afectar en el logro de los aprendizajes en tu hijo.

Tambien hay que tener en cuenta, que en ciertas ocasiones existen factores asociados al colegio en sí, que ayudan al fracaso escolar, por ejemplo: profesores pocos motivados y que no se hacen responsable de los alumnos que no han logrado los aprendizajes; numero elevado de alumnos por sala, dejando poco espacio a la enseñanza más personalizada en donde tu hijo se pierde entre el montón de estudiantes. Así mismo, existen ocasiones en donde su hijo simplemente presenta inmadurez y falta de desarrollo en habilidades que se requieren para que avance a un ritmo similar al de sus compañeros.

dificultades del aprendizaje

Prev Jardines infantiles de verano
Next Concurso: Vacaciones tecnológicas "School of Tech"

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment